50 años de la muerte de Albert Einstein



por: Agencias
Fuente: NOTIMEX




Albert Einstein, autor de la teoría de la relatividad, descubrimiento por el que recibe el Premio Nobel de Física en 1921, murió hace 50 años, el 18 de abril de 1955






CIUDAD DE MÉXCO, México, abr. 17, 2005.- Albert Einstein, autor de la teoría de la relatividad, descubrimiento por el que recibe el Premio Nobel de Física en 1921, y a quien se atribuyen importantes estudios que abrieron el camino a la física nuclear, murió hace 50 años, el 18 de abril de 1955.

Albert Einstein nació en Ulm, Alemania, el 14 de marzo de 1879. Hijo de Hermann y Paulina, dos ciudadanos judíos de clase media, el joven Einstein vivió sus primeros años en Munich, como un apasionado de las ecuaciones, cuyo aprendizaje inicial se lo debió a su tío Jakov, quien lo instruyó en diversas materias como el Algebra.

A los 15 años se trasladó junto a sus padres a Pavón, Italia. Un año después, viajó a Suiza, donde consiguió su ciudadanía (en 1990), aprobó los exámenes en una escuela secundaria, se graduó como físico e ingresó al Instituto Politécnico Nacional de Zurich, donde fue profesor suplente por dos años.

En 1902 ya estaba trabajando en la Oficina Suiza de Patentes de Berna, donde debía anotar los detalles de los inventos que se registraban en ese lugar.

En 1903 contrajo matrimonio con la también física Mileva Maritsch, con quien tuvo dos hijos: Hans Alberto y Edward. Su esposa falleció en 1948, 29 años después de haberse divorciado de Einstein.

En 1905 le escribió una carta a un amigo, a quien le prometía varios trabajos para su publicación, el primero trataba sobre la radiación y la energía de la luz, donde afirmaba que ésta, en ciertas circunstancias se comporta como una partícula.

El segundo trataría sobre el tamaño del átomo; el tercero sobre el movimiento que presentan las partículas dentro de un fluído (el movimiento browniano); el cuarto sobre la electrodinámica de los cuerpos en movimiento, y el quinto se titulaba "la relatividad espacial", artículos que fueron publicados en el número 17 de la revista alemana Canalkes de Fósicab.

La teoría de la relatividad espacial decía, en pocas palabras, que no es posible viajar a la velocidad de la luz y mucho menos a mayor velocidad que ella; y como segundo término que cada objeto viajando a distinta velocidad con respecto a otro, posee un espacio y un tiempo propio, es decir, que el tiempo y el espacio son "relativos de cada persona, según la velocidad que posean".

De aquí surgió la famosa ecuación que muestra la equivalencia entre la energía que posee cada objeto (aunque se encuentre en reposo) y su masa, donde la primera es igual a la segunda multiplicada y vuelta a multiplicar por la velocidad de la luz (300,000 kilómetros por segundo).

Luego de ello, Einstein esperó adquirir fama y empezó a mezclarse más con sus colegas. Dejó la oficina de patentes y se convirtió en profesor en Berna, Praga y Zurich.

En un congreso, en 1909, pronunció un discurso en el que habló de la relatividad y sobre los quantos (estas son unidades individuales, las cuales transportan la energía de los rayos luminosos) y su fama siguió en aumento.

Hizo muchas presentaciones de sus teorías que aunque no eran del todo entendidas por sus oyentes causaban sensación. En 1914, Einstein se trasladó a Berlín, donde se le había otorgado el puesto de investigador en la Academia Prusiana de Ciencias.

En ese año se divorció, luego cayó enfermo, poco tiempo después se casó con su prima Elsa, quien con sus hijas lo cuidó durante su enfermedad.

En los años siguientes se dedicó a la búsqueda de una teoría más general: la llamó Teoría de la Relatividad General. En ella se abordaba el tema de la gravedad y decía que la luz es atraída por la acción de ésta.

En 1919 se prepararon dos excursiones para verificar esta afirmación, una a Brasil y la otra a la isla Príncipe, pues ocurriría un eclipse. Allá se demostr• la aparente desviación de la posición de las estrellas cercanas al sol (visualmente hablando, claro está).

Ese mismo año viajó por Londres, visitó la tumba de Isaac Newton y llegó a Estados Unidos. En 1921 recibe el Premio Nobel de Física. En 1933, Elsa y Albert volvieron a Estados Unidos, donde se naturalizó y ocupó un puesto en el Instituto de Estudios Superiores en Princeton, Nueva Jersey.

En 1939, junto con otros físicos , Einstein escribió una carta al presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, en la que pedía un programa especial para el estudio de la destrucción del átomo y la reacción en cadena, pero no le hicieron caso.

Volvió a escribirle al presidente (en 1945) pero nuevamente no fue tomado en cuenta. Declinó una propuesta para la presidencia del Estado de Israel, en 1952.

Finalmente, murió el 18 de abril de 1955, pues se negó a ser operado de una ruptura en la arteria aorta. Su cuerpo fue cremado y sus cenizas se esparcieron en algún lugar que no se dio a conocer, tal como él lo dispuso, pues no quería que su tumba se convirtiera en un lugar de peregrinaje.

Einstein dejó un legado inmenso, de incalculable valor, su paso por este mundo no fue en vano, ni mucho menos, señalan sus biógrafos, quienes destacan entre sus trabajos escritos como "Sobre la teoría del campo unificado", "Significado de la relatividad" y "La evolución de la física".


... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail