Investigan vestigios de los primeros pobladores de Coahuila



por: Agencia
Fuente: NOTIMEX




Entre los que se encuentran botellas vacías y un frasco con restos de un tratamiento usado para la sífilis, así como restos de porcelana fabricada en Inglaterra






SALTILLO, Coahuila, Agosto 14, 2006.- Arqueólogas de la entidad confían encontrar vestigios de los primeros pobladores de Saltillo, Coahuila, tras estimar que la finca donde se ubicó el Banco Purcell, data del año de la fundación de la capital en 1557.

Las arqueólogas Carmen Rojas Sandoval y Cristina Martínez García, señalaron que la casona, ubicada en la calle Hidalgo, al costado norte de la Plaza de Armas, encontraron una noria y una fosa séptica además de objetos pertenecientes a los siglos 18 y 19.

En entrevista, Martínez Sandoval informó que la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC) ordenó la investigación arqueológica del Banco Purcell para enriquecer la historia de los primeros habitantes de Saltillo así como para establecer su valor histórico.

A tres meses de la realizar las primeras exploraciones en el inmueble, Rojas Sandoval y Martínez García coincidieron que, sin duda, los hallazgos encontrados hasta ahora van a servir de base para conformar los lazos históricos de la fundación de Saltillo.

Señalaron que los objetos, entre los que se encuentran botellas vacías y un frasco con restos de un tratamiento usado para la sífilis, así como restos de porcelana fabricada en Inglaterra y cerámica elaborada por los tlaxcaltecas, datan de 1680.

Coincidieron en que una vez concluida esta investigación, se tendrá un mayor conocimiento en cuáles eran las principales actividades de los primeros pobladores, lo que comían, la huerta, que había en esos tiempos, sistemas de riego y sus costumbres.

Por otra parte, el biólogo y director del Museo del Desierto, Arturo González, quien también participa en los trabajos de restauración, dijo que en esa vieja casona encontraron huesos de lo que fue un bisonte o búfalo, animales que desaparecieron hace años.

Estimó que este hallazgo, así como el de huesos de un robalo de gran tamaño, del cual el diámetro de su vértebra es mayor al de moneda de 10 pesos, permitirá estimar con una mayor precisión el tipo de alimentación que tenían los habitantes de la casa.

Agregó que el hallazgo del esqueleto del pescado les presentó nuevas interrogantes pues no se explican de dónde pudiera proceder si no había grandes ríos en la zona y el mar se encuentra retirado además que no contaban con métodos efectivos de refrigeración.



... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail