Castillo de Chapultepec a 221 años de su creación



por: Agencia
Fuente: NOTIMEX




El castillo está ubicado en un sitio energético, con posición estratégica y además era fuente de abastecimiento de agua en la época de los mexicas






CIUDAD DE MÉXICO. México, Agosto, 2006.- Lugar místico y religioso que por más de dos siglos ha sido objeto de importantes transformaciones y encomiendas, de residencia de mandatarios a centro de batallas y hasta sede de la memoria histórica del país, el Castillo de Chapultepec es, a 221 años de que inició su construcción, una de las joyas arquitectónicas más emblemáticas que posee el pueblo de México.

Según crónicas existentes, del inicio de su construcción, el 16 de agosto de 1785, a la fecha, la arquitectura del inmueble ubicado en el Cerro de Chapultepec ha vivido cambios siempre en estrecha relación con el poder político y económico del momento.

El inmueble, ubicado en la zona centro de la capital mexicana, fue mandado a construir por el virrey Bernardo de Gálvez, por el antecedente histórico del Cerro del Chapulín, donde se sabía que Moctezuma Xocoyotzin acudía a descansar, pues existen vestigios de que podía acudir a bañarse.

"El lugar más que mágico tenía una fuerza religiosa, era donde se encontraba el equilibrio del universo según el pensamiento religioso de nuestros antepasados prehispánicos", explicó Salvador Rueda, director del Museo Nacional de Historia (MNH). Rueda recordó que físicamente estaba aquí el paraíso de Tláloc, la manera de comunicarse con los dioses.

A su vez, Rogelio Alvarez Noguera, creador del último plan maestro para la transformación del museo del Castillo de Chapultepec, explicó que desde la época de los mexicas el lugar fue de gran importancia por la existencia de manantiales de agua dulce que abastecían a la Gran Tenochtitlán, a través de un pequeño acueducto.

"Los mexicas tenían un pequeño acueducto, que después los españoles apreciaron mucho y los llevó a construir otro, que es el que aún se encuentra sobre la avenida Chapultepec", precisó el académico de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Además de esta posición estratégica como fuente de abastecimiento de agua, agregó Alvarez, el castillo también funcionó como una atalaya de defensa, lejano a la Ciudad de México.

Esta idea de concebir al Cerro del Chapulín como lugar de descanso, explicó el historiador Rueda, fue apreciada en la época virreinal por lo que el virrey Gálvez mandó construir el Castillo como su lugar de residencia y también donde decidiría el destino de la Nueva España.

La segunda razón que justifica la creación del Castillo de Chapultepec es la idea de Gálvez de ubicar allí el archivo del virreinato.

El castillo de Chapultepec es uno de los más grandes legados que la cultura española ha dejado en nuestro país, un edificio entre militar y áspero; pero las estructuras de acero dulce ubicadas al lado del alcázar, le dan un rigor impresionante, que fue solidificado con la restauración a que fue sometido recientemente.



... y obtén información exclusiva,
promociones y descuentos GRATIS

Ingresa tu mail