Pólipos de colon y recto

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

La mayoría son benignos, se detectan con la endoscopia y se recomienda constantes revisiones para evitar cáncer de colon

 
Los pólipos son crecimientos anormales en forma de abultamientos anormales que crecen en la mucosa o capa que reviste internamente al intestino grueso, en su sección del colon y del recto.

Los pólipos son de las afecciones más comunes que afectan al colon y al recto y por lo general afectan alrededor del 20% de la población adulta.

La mayoría de ellos no producen síntomas y son benignos, se descubren por casualidad cuando se realiza una endoscopía o una radiografía del intestino. Sin embargo hay una relación entre ciertos pólipos y el cáncer de colon y recto, por lo que se recomienda que a partir de los 40 años, cada año se realice una colonoscopía y una revisión por el proctólogo.

Entre los síntomas, de los pólipos, es que algunos de ellos pueden producir pérdida de sangre y moco en cantidades variadas, alteraciones en la función intestinal, o en casos raros, dolor abdominal.

El diagnóstico, se realiza al revisar directamente en el interior del colon, por medio de una colonoscopía, lo que además en muchos casos permite su extracción en ese momento.

También se pueden ver por medio de una sigmoidoscopía o mediante estudio de rayos X conocidos como colon por enema, que se realizan mediante una serie de radiografías después de haber colocado en el intestino una sustancia que permite ver con cuidado la forma del interior del intestino. Estos estudios permiten ver si hay más de un pólipo.

Para el tratamiento, se aconseja la extracción por medio de una sencilla y rápida cirugía.

La reaparición es rara, sin embargo, algunas personas pueden volver a padecerlos después de una cirugía, por lo que se deben examinar regularmente.

IMPORTANTE: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 
 
 
Los pólipos son causantes de alteraciones en la función intestinal.
Los pólipos son causantes de alteraciones en la función intestinal.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos