Radiación y embarazo

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Los daños en el embrión en desarrollo pueden ser fatales, ocasionar malformaciones y discapacidades

 
El embrión en desarrollo es sumamente delicado y toda sustancia o elemento que entre a su organismo vía su madre, la placenta o el cordón umbilical, puede ocasionarle problemas en su desarrollo y crecimiento normal de forma irreversible.

Uno de los elementos que más daño pueden hacerle, son las radiaciones, que llegan al bebé cuando el abdomen de la madre está expuesto a la radiación originada en una fuente externa a su cuerpo, como pueden ser los rayos X.

También se generan daños al bebé cuando una mujer embarazada aspira o ingiere accidentalmente materiales radioactivos, que pueden pasar de la sangre de la madre al bebé a través del cordón umbilical o concentrarse en áreas del cuerpo de la madre que están cercanas a la matriz, como es la vejiga o intestinos y de esta forma se expone al bebé a la radiación.

Debido a que el bebé está protegido por el abdomen de la madre, el útero lo protege de fuentes radioactivas externas. En consecuencia, la dosis de radiación que recibe el bebé en gestación es menor que la dosis que recibe la madre en la mayoría de los incidentes de exposición por radiación. Sin embargo, la posibilidad de que se presenten efectos graves en la salud del bebé depende de la edad de gestación del bebé al momento de la exposición y de la cantidad de radiación a la que estuvo expuesto.

Los bebés que están en el vientre de la madre son mucho más sensibles en las primeras etapas de su desarrollo, entre la semana 2 y la 15, etapa en que todo su cuerpo está en formación.

Entre las consecuencias de la exposición a la radiación del bebé, están entre otras:
- Retraso en el crecimiento, lo que lo expone a nacer con bajo peso y defensas.
- Malformaciones, que pueden ir desde una deformidad en alguna parte de su cuerpo hasta la falta de algún miembro.
- Problemas cerebrales que afectan diversas funciones.
- Riesgo de padecer leucemia, cáncer de tiroides o de otro tipo a temprana edad.

Es por ellos que la madre no debe exponerse a radiaciones y desde el momento en que sospeche que puede estar embarazada, aunque no lo haya confirmado, debe evitar estar cerca de fuentes de radiación o avisar al personal de salud, radiólogos y dentistas de su estado para tomar las medidas de protección adecuadas para su bebé.

 
 
 
El uso de delantales por madres embarazadas previene daños al bebé.
El uso de delantales por madres embarazadas previene daños al bebé.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos