Ácaros

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Se desarrollan en ambientes templados y húmedos y ocasionan alergias y enfermedades diversas

 
Los ácaros son animales del grupo de los artrópodos, son muy pequeños ya que su tamaño varía entre los 0,25 y 0,35 micras, son ciegos, fotofónicos, es decir que no soportan la luz del sol y están emparentados taxonómicamente con garrapatas, arañas y el ácaro que produce la sarna.

Se desarrollan en ambientes húmedos y por lo general con temperaturas entre 20 y 30°C. Su ciclo de crecimiento desde que están en el huevo hasta que son adultos, suele ser de 25 días aproximadamente.

Se ubican dentro de las casas, por lo general en las sábanas, almohadas, alfombras, juguetes de peluche, colchones, cierto tipo de ropa y muebles de sala o forrados con tela gruesa, ya que sus espacios favoritos son los acolchonados y profundos que además retienen humedad.

. Para su desarrollo necesitan de la humedad y calor que proporciona la transpiración de la persona mientras duerme y se alimentan con escamas de la piel humana que se desprenden normalmente.

La proliferación de los ácaros se ha intensificado por el tipo de construcciones modernas y los hábitos de limpieza, por ejemplo cuando se pasa la aspiradora, los ácaros se introducen al aire, con el uso de calefactores, ventiladores o humidificadores, también se favorece su desarrollo.

 
 
 
Los podemos encontrar en colchones, alfombras y peluches.
Los podemos encontrar en colchones, alfombras y peluches.
Foto: esmas.com
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos