Prurigo, por piquetes de insecto

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Problema que se manifiesta entre los 3 y 7 años y se agudiza en verano. Se debe a piquetes o mordidas de insectos y puede ser muy peligroso

 
Problema muy común en la infancia y por lo general afecta más entre los 3 y los 7 primeros años de edad, y con mayor incidencia en niños que padecen dermatitis atópica. Sin embargo puede presentarse también en recién nacidos.

Conocida también como urticaria popular o prurigo insectario, es un problema que se manifiesta por la aparición de pápulas, costras hemáticas o ronchas pequeñas, producidas por una reacción de hipersensibilidad a las mordeduras o picaduras de insectos, como los mosquitos, las pulgas, chinches y garrapatas, que son las principales causantes.

Esta enfermedad es más frecuente en climas tropicales y en medios socio económicos bajos, sin embargo cuando los niños hipersensibles van de vacaciones a estos lugares, están expuestos a desarrollarla.

El piquete de dichos insectos produce una reacción de hipersensibilidad inmediata tipo I y una tardía tipo IV. La primera es mediada por IgE dando como resultado las ronchas y las segunda es mediada por linfocitos T y origina las pápulas.

Este problema no solamente es muy molesto por los síntomas, sino que existe la alta posibilidad de que haya complicaciones por una sobreinfección bacteriana, por lo que es muy importante que los padres consulten al médico infectólogo, cuando noten que su hijo o hija fue mordido o picado por algún insecto y la roncha se ve diferente a la que se presenta como “normal”, después de un evento de estos.

Este problema se agudiza más a fines de primavera y principios de verano, siendo causada principalmente por el piquete de mosquitos o de pulgas y en ocasiones los brotes coinciden cuando se incorpora una mascota a la casa que posiblemente tenga pulgas.

IMPORTANTE: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 
 
 
Los piquetes pueden desarrollar pápulas muy dolorosas.
Los piquetes pueden desarrollar pápulas muy dolorosas.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos