Tratamiento

 
 
 
por: Educación Médica Contínua S.A. de C.V./Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

El tratamiento adecuado para las personas diabéticas, debe ser establecido por un médico internista, un endocrinólogo o un geriatra

 
Pero como la diabetes afecta principalmente el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones, los nervios, huesos, piel y la vista, quizá en algún momento se requiera de la consulta con otros especialistas.

Si bien no existe curación para ninguno de los dos tipos de diabetes, sí hay eficientes medidas de control que incluyen acciones diversas y permiten al enfermo tener una adecuada calidad de vida.

Fundamentalmente, el tratamiento consta de los medicamentos indicados por el médico que deben ser tomados en el tiempo y dosis establecidas, una rigurosa dieta especial que elimine los carbohidratos y ejercicios físicos.

En caso de enfermos con diabetes tipo I, la autoadministración inyectada de insulina es de vital importancia igual que la medición con regularidad de sus niveles de glucosa.

La aplicación de la insulina inyectada es muy fácil, se requiere de jeringas y agujas muy delgadas y puede aplicarse en el brazo, muslo o estómago. Para no picar en venas o arterias, se levanta la piel y de forma inclinada se inserta la aguja, La persona puede y debe aprender a hacerlo sola.

Las personas con diabetes tipo II pueden controlarla solamente con una estricta dieta y ejercicio diario. Mantener el peso adecuado es más que suficiente para sobrellevar la enfermedad sin complicaciones.

En ocasiones algunos enfermos necesitan hipoglucemiantes orales, estos son medicamentos especiales para aumentar la producción y eficacia de la insulina. Estos deben ser administrados por un médico, ya que como cada paciente es diferente, se deben tener en cuenta sus antecedentes personales y familiares o sea la historia clínica de cada paciente.

En cualquier tipo de diabetes, el tratamiento de la enfermedad debe incluir una dieta especial que excluya alimentos ricos en carbohidratos y azúcares e incluir un programa de ejercicios diarios, que pueden ser tan simples como el caminar por lo menos durante 20 minutos.

Además deben medir con regularidad su nivel de glucosa, lo que es muy fácil hacer en la actualidad, porque se cuenta con instrumentos caseros muy efectivos.

 
 
 
La visita al médico periódica es muy importante para el diagnóstico y control.
La visita al médico periódica es muy importante para el diagnóstico y control.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos