Hipocalcemia

 
 
 
por: Bertha Sola Valdés
Fuente: esmas.com
 

La hipocalcemia se caracteriza por una disminución de los niveles de calcio en el organismo

 
La cantidad de calcio en los huesos es la que determina los niveles normales o los problemas existentes.

La medición de la densidad ósea se realiza de diferentes formas y normalmente se calcula que una persona adulta, los niveles de calcio se encuentran entre 1.300 gr. en los hombres y 1.000 gr. en la mujer.

La existencia de estas cantidades de calcio en el organismo humano es muy importante, ya que este mineral no solo permite conservar los huesos y el esqueleto en buenas condiciones, sino también contribuye a que se realicen varios procesos importantes, como la liberación de sustancias en la transmisión entre neuronas y excitación de ellas, las contracciones musculares, la adecuada coagulación sanguínea y otros.

La mayoría del calcio se adquiere por medio de dieta que contenga sobre todo leche y productos lácteos.

Cuando hay un problema que ocasione una mala absorción del calcio, unida a una alimentación inadecuada o a problemas de la hormona paratiroidea, puede ocasionar la deficiencia de calcio y de vitamina D y con ello hipocalcemia. Otras causas son los déficit de magnesio y de hormona paratiroidea.

El síntoma principal en la hipocalcemia es la tetania, producida por una irritabilidad de la unión de las terminaciones nerviosas con los músculos y se caracteriza por el adormecimiento de las manos, pies, labios o lengua, seguido de espasmos y calambres musculares, prolongados y dolorosos en las piernas y espalda y en los casos más graves, pueden provocarse convulsiones.

En los niños, la hipocalcemia temprana puede llegar a ocasionar retraso menta y en las personas adultas depresión, demencia y hasta psicosis.

Cuando la hipocalcemia no se controla a tiempo, también ocasiona otras alteraciones, como piel escamosa y seca, cataratas, pelo áspero y uñas quebradizas.

En los casos agudos de hipocalcemia, el tratamiento consiste en la reposición por vía endovenosa del déficit de calcio, el consumo de vitamina D y una alimentación balanceada, con especial énfasis en alimentos como la leche y sus derivados.

 
 
 
La hipocalcemia es una rama de la osteoporosis.
La hipocalcemia es una rama de la osteoporosis.
Foto: Archivo esmas.com
Fotogalería Videos