Alimentación de un diabético

 
 
 
por: Bertha Sola Valdés
Fuente: esmas.com
 

Una persona diabética puede controlar su enfermedad mediante una dieta adecuada

 
La diabetes es una enfermedad que puede ser controlada mediante una adecuada alimentación, que no contenga azúcares y con un mínimo de grasas.

Una persona que padece de diabetes puede controlar su glucosa sanguínea, aprendiendo a comer alimentos sanos, hacer suficiente ejercicio y mantener un peso saludable. En este artículo, apoyados en información pública del Centro Coordinador Nacional de Información sobre Diabetes (EUA) nos ocuparemos de la forma de incorporar a la dieta para la diabetes tres grupos de alimentos: los almidones, las verduras y las frutas, dejando para un artículo futuro los demás grupos alimenticios.

Al incorporar diferentes alimentos, usted recibe todos los nutrientes, las vitaminas y minerales que necesita el organismo. Por lo tanto, lo ideal es incorporar diferentes alimentos de cada grupo todos los días. Tener información sobre la manera de comer para controlar la diabetes no lo excusa a Ud. de visitar regularmente a su médico especialista y concordar con él en un plan de control en el cual está incluida la alimentación. Seguramente él le dirá que un peso corporal saludable también le ayuda a controlar el azúcar en la sangre, sino también las grasas, y disminuir la presión arterial. Muchas personas con diabetes también necesitan tomar medicamentos para ayudar a controlar el azúcar sanguíneo.

Almidones

Los alimentos que contienen grandes cantidades de almidones son el pan, los granos, los cereales, las pastas y las verduras feculentas. Hasta hace algunos años se creía que no se debía comer muchos almidones, pero este consejo ya no tiene fundamento. Coma algunos almidones en cada comida. Comer almidones es saludable para todos, incluyendo a las personas con diabetes, si saben administrarlos y combinarlos con otras comidas.

El número de porciones que usted debe comer cada día depende de las calorías que usted necesite y muy especialmente de su plan de tratamiento para la diabetes. Los almidones le proporcionan a su organismo energía, vitaminas y minerales, y fibra comestible. Los almidones integrales son saludables porque tienen más vitaminas, minerales y fibra comestible. Esta última ayuda a tener evacuaciones intestinales regulares.

Usted podría necesitar comer una, dos o tres porciones de almidones en cada comida. Si necesita comer más de una porción en cada comida, escoja varios alimentos distintos con almidones o elija dos o tres porciones de un solo almidón. Consúltelo siempre con su médico.

Algunos consejos útiles a la hora de comprar, preparar y comer estos alimentos pueden ayudarlo:

• Compre preferentemente panes y cereales integrales.
• Coma menos almidones fritos y con mucha grasa, tales como las tortillas y papas fritas, pasteles, panecillos o bollos.
• Para acompañar alimentos con almidones, prefiera leche, yogures y crema sin grasa o bajos en grasa.
• Use mostaza en vez de mayonesa para preparar su sándwich. Use sustitutos bajos en grasa o sin grasa, como mayonesa o margarina baja en grasa, para el pan, panecillos o tostadas.
• Use aceite vegetal en spray en lugar de aceite, manteca vegetal, mantequilla o margarina.
• Use mermelada sin azúcar para acompañar panes o tostadas.

Las verduras

Comer verduras crudas y cocidas todos los días es muy recomendable, ya que son sanas para todos, incluyendo a las personas con diabetes. Las verduras le proporcionan vitaminas, minerales y fibra comestible, con muy pocas calorías.

El número de porciones que usted debe comer cada día depende de las calorías que necesite y de cómo se cuida de la diabetes en acuerdo con su especialista.

Usted podría necesitar comer una, dos o tres porciones de verduras en cada comida. Si necesita comer más de una porción en una comida, escoja varios tipos de verduras o coma dos o tres porciones de un sola verdura.

Otra vez, algunos consejos le serán de alguna utilidad para poder manejar la incorporación de las verduras:

• Prefiera las verduras crudas o cocidas con poca grasa o sin grasa. Es posible cocinar y comer verduras sin nada de grasa.
• Cocine al vapor las verduras usando poca agua o consomé con poca grasa.
• Si utiliza cantidades pequeñas de grasa, use aceite de canola, aceite de oliva o margarina en vez de la grasa de la carne, mantequilla o manteca vegetal.
• Pruebe aderezos para ensalada bajos en grasa o sin grasa con las verduras crudas o ensaladas. Aderece con un poco de cebolla o ajo picado, o use un poco de vinagre o jugo de limón o lima.
• Agregue un trozo pequeño de jamón sin grasa o pavo, cuya carne tiene muy poco contenido de lípidos.
• Experimente los sabores de las hierbas aromáticas y especias. Estas dan sabor y casi no tienen grasas ni calorías.

Las frutas

Las frutas proporcionan energía, vitaminas y minerales, y fibra comestible.

El número de porciones que usted debe comer cada día depende de las calorías que necesita y de su plan de control de la diabetes.

Usted podría necesitar comer una o dos porciones de fruta en cada comida. Al igual que con los anteriores grupos, si necesita comer más de una porción en una comida, escoja varios tipos de frutas o coma dos o tres porciones de una sola fruta.

Revise con detenimiento estos consejos:

• Compre las frutas más pequeñas.
• Prefiera comer frutas en vez de beber el jugo de las mismas, ya que de esa manera se satisface más.
• Coma fruta cruda, como jugo sin azúcar agregada, enlatada en su propio jugo o seca.
• Compre jugo de fruta que sea 100% jugo y sin azúcar agregada.
• Beba jugos de frutas en pequeñas cantidades.
• Reserve los postres de frutas con mucha azúcar y grasa, tales como los pasteles de durazno o pastel de cereza, para ocasiones muy especiales.

En el próximo artículo nos ocuparemos de los lácteos y las proteínas en las carnes. Si manejamos más y mejor información sobre la manera de alimentarnos estamos aprendiendo a mejorar nuestra calidad de vida.

Lacteos y proteínas

La leche y el yogur sin grasa o bajos en grasa son saludables para todos, incluyendo las personas con diabetes. La leche y el yogur le proporcionan energía, proteínas, calcio, vitamina A, así como otras vitaminas y minerales.

Si sufre de diabetes, tome leche sin grasa (descremada o semidescremada) o con poca grasa (de 1%) todos los días. Coma yogur bajo en grasa o sin grasa. Estos contienen menos grasa total, menos grasa saturada y menos colesterol. El número de porciones que usted debe comer cada día depende de las calorías que usted necesite y de cómo se cuida de la diabetes.

Si es Ud. una mujer embarazada o está amamantando, incorpore cuatro o cinco porciones de leche y/o yogur todos los días.

Los alimentos con proteínas son la carne, las aves, los huevos, los quesos, los pescados, el tofu (queso de soja), etc. Coma pequeñas cantidades de algunos de estos alimentos todos los días.

Los alimentos con proteínas ayudan a su organismo a reconstruir los tejidos y los músculos. También le proporcionan vitaminas, aminoácidos y minerales. El número de porciones que usted debe comer cada día depende de las calorías que necesite y de cómo se cuida de la diabetes.

Es posible que las porciones que usted está acostumbrado a comer sean demasiado abundantes. Una porción debe pesar entre 50 y 100 gramos ya cocinada.

Para comprar, cocinar y comer alimentos con proteínas de la maneras más sana, recuerde:

• Compre trozos de carne de vaca, cerdo, jamón y cordero que contengan poca grasa. Quite la grasa visible.
• Coma el pollo y el pavo sin pellejo.
• Cocine estos alimentos de distintas maneras que requieran poca grasa:

· Al horno.
· A la parrilla.
· Fritos en poco aceite.
· Asados.
· Al vapor.
· En estofado.
• Para darle más sabor, use vinagre, jugo de limón, salsa de soja o similares, ketchup, así como hierbas aromáticas y especias.
• Cocine los huevos con poca grasa.
• Coma pequeñas cantidades de frutos secos (nueces, almendras, etc.), pescado o mariscos fritos. Estos contienen mucha grasa.

Las grasas y los dulces

Las grasas y los aceites ocupan la cúspide de la pirámide de los alimentos. Esto quiere decir que se debe comer pequeñas cantidades de grasas y aceites porque contienen muchas calorías. Algunas grasas y aceites también contienen grasas saturadas y colesterol, que no ayudan ni a las personas con diabetes ni al resto de los seres humanos.

Tenga en cuenta que usted ingiere grasas con otro tipo de alimentos, tales como las carnes y algunos productos derivados de la leche.

La comida con mucha grasa es, en general, muy sabrosa. Pero si come alimentos con mucha grasa en pequeñas cantidades, esto le ayudará a adelgazar, controlar el azúcar y las grasas de la sangre, y disminuir la presión arterial. En su comida puede incluir una o dos porciones de grasa.

En la cúspide de la pirámide de los alimentos también se encuentra la sección de las comidas dulces. Esto le indica a usted que debe comer pequeñas cantidades de ellas.

Las comidas dulces contienen muchas calorías y su valor nutritivo es escaso. Algunas también contienen mucha grasa, como las tortas, pasteles y galletas. Pueden además contener grasas saturadas y colesterol. Si se acostumbra a comer dulces en pequeñas cantidades podrá adelgazar, controlar el azúcar y las grasas de la sangre, así como disminuir la presión arterial.

De vez en cuando, puede comer una porción de comidas dulces. Pregúntele a su educador de diabetes cómo adaptar las comidas dulces en su plan de comidas. En general, se puede tomar una porción de helado sin azúcar, refresco de dieta, o yogur sin grasa, o una bebida de chocolate caliente sin azúcar.

Recuerde que los alimentos sin grasa y con poca azúcar de todas maneras contienen calorías. Consúmalos como parte de su plan de comidas.

Por último, conviene recordar estos consejos para seguir un plan saludable de alimentación:

• Coma alimentos de los siete grupos todos los días.
• Coma una gran variedad de alimentos de cada grupo para que reciba todas las vitaminas y minerales que necesita.
• Coma suficientes cantidades de almidones, verduras, frutas, y leche y yogur bajos en grasas.
• Coma pequeñas cantidades de alimentos con proteínas bajos en grasas, aceites y dulces.

Insulina

Control metabólico

La diabetes es una enfermedad que altera el metabolismo de la glucosa (azúcar) en el organismo de quien la sufre. La insulina es una hormona que permite la utilización de glucosa, que es el principal combustible de nuestro organismo. Es producida por el páncreas, un órgano situado detrás del estómago. En el diabético, el páncreas no segrega insulina o la produce en cantidades muy pequeñas. Siendo esa hormona la que está involucrada en el proceso, podemos diferenciar a la diabetes en dos subclases: insulinodependiente y no-insulinodependiente.

El objetivo del tratamiento en una persona diabética es alcanzar un buen control metabólico, es decir, la utilización adecuada de la glucosa; de esta forma se evitan en gran medida complicaciones que a largo plazo pueden alterar la calidad de vida, tanto del diabético insulinodependiente como del no-insulinodependiente.

El tratamiento habitual de la diabetes mellitus abarca una serie de medidas, tales como, régimen dietético, ejercicio físico y medicación, ya sea insulina o hipoglucemiantes orales. Pero una persona con diabetes insulinodependiente no puede sobrevivir si no se le suministra esta hormona, por lo que la insulina debe ser inyectada diariamente.

Hipoglucemiantes

Otra opción en el tratamiento de la diabetes son los hipoglucemiantes orales, entre los cuales podemos distinguir:

Sulfonilureas: Actúan aumentando la liberación de la insulina preformada por el páncreas; además, disminuyen la destrucción de dicha hormona en el hígado. Dentro de este grupo encontramos: clorpropamida, glibenclamida, glipizida, etc.

Biguanidas: La única que actualmente se usa es la metformida; no actúa sola sino en presencia de insulina. Se utiliza en pacientes con diabetes tipo II y sobre todo obesos. Disminuye la absorción de glucosa a nivel intestinal y su liberación en el hígado; aumenta la utilización de glucosa por el músculo y el tejido adiposo.

Acarbosa: actúa a nivel intestinal disminuyendo la absorción de hidratos de carbono. Al no ser asimilados, sufren un proceso de fermentación, produciéndose con frecuencia como efecto secundario aumento en la producción gas intestinal y flatulencias.

Si usted se aplica insulina, puede tener niveles bajos de glucosa en sangre (hipoglucemia) debidos a demasiada insulina, excesivo ejercicio sin comer lo suficiente o muy poca ingestión de comida.

Si usa comprimidos para controlar la diabetes, puede tener hipoglucemia por comer poco o por tomar ciertos medicamentos para otras enfermedades que aumentan el efecto de los medicamentos antidiabéticos.

Tenga cuidado con las bebidas alcohólicas, que también pueden producir hipoglucemia.

Consejos.

A continuación se plantean diferentes situaciones y lo que usted debería hacer en cada una de ellas:

Descenso de la Glucosa en Sangre (Hipoglucemia)

• Síntomas.

Si se siente tembloroso, nervioso, irritable, con la cabeza liviana, hambriento, sudoroso...
Si su corazón late demasiado rápido o siente picazón o entumecimiento de los labios o la lengua...
Si durante la noche tiene pesadillas o grita durante su sueño...
Si no tiene síntomas pero su glucemia comienza a bajar por debajo de 50 mg/dl...

• ¿Qué hacer?

Coma o tome 10-15 g. de azúcar en cualquiera de las siguientes formas, con lo que el azúcar en sangre sube por lo menos 10 mg/dl:

Un vaso grande de jugo de naranja o pomelo o una gaseosa no dietética.
Dos cucharadas de mermelada o miel, o bien 2 ½ cucharaditas de azúcar disueltas en agua.

Glucemia muy baja

• Síntomas.

Si usted tiene cualquiera de los síntomas anteriores y/o... Se siente muy dormido, enojado, o de mal carácter, triste o con náuseas...
Si tienen dolor de cabeza, visión borrosa, no coordina bien...
Si se siente confundido...

• ¿Qué hacer?

Tome 15-20 g. de azúcar (hasta dos veces la cantidad de la lista anteriormente mencionada).
Si está confuso o adormilado, deben darle azúcar líquida o en polvo.
Si está solo y los síntomas no desaparecen, llame a algún amigo o a un servicio de emergencia. Dígale a su médico si padece hipoglucemia con estos síntomas más de una vez por semana.
Peligro

• Síntomas.

Si es difícil despertarlo, si tiene delirios, sensación de aprisionamiento o pérdida de la conciencia...

• ¿Qué hacer?

Usted no podrá tratarse solo, dígale a sus familiares o amigos y, si tienen los síntomas descriptos, ellos deben frotar un terrón de azúcar en la parte interna de la mejilla o debajo de la lengua. Pueden usar miel, mermelada o bebidas gaseosas no dietéticas. Deben inyectarle glucagón por vía subcutánea y llamar a su médico.

 
 
 
La dieta de los diabéticos es la base de un buen tratamiento y control.
La dieta de los diabéticos es la base de un buen tratamiento y control.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos