Leucemia, cáncer en la sangre

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

La leucemia o cáncer en la sangre es una enfermedad crónica que puede desarrollarse durante muchos años sin mostrar síntomas evidentes

 

El sistema inmunológico es el encargado de proteger al organismo de los agentes que le puedan ocasionar daños.

Para ello, en la sangre están los glóbulos blancos que aunque viven muy pocas horas, se renuevan todo el tiempo en la médula ósea que se localiza dentro de algunos huesos y es la encargada de producirlos.

Pero cuando el espacio óseo en que se produce la médula es invadido por células malignas o atípicas que crecen en forma ilimitada, no puede funcionar normalmente y se desarrolla un cáncer llamado leucemia.

Es decir que la leucemia o cáncer de la sangre se produce porque en la médula ósea hay otras células que la invaden y no permiten que fabrique glóbulos blancos. La leucemia es el término que describe los diversos tipos de cáncer que afectan a la sangre.

Esta enfermedad en México, es la primera causa de mortalidad infantil por cáncer, afecta más a niños y en los últimos años ha aumentado mucho entre personas adultas.

Su nombre proviene del griego y significa “sangre blanca”, porque la sangre de las personas que padecen esta enfermedad presenta un color blancuzco o rosa pálido, debido a la elevada cantidad de glóbulos blancos anormales que son los causantes del cáncer.

La leucemia afecta a todas las células sanguíneas y a la médula ósea, pero principalmente a los glóbulos blancos o leucocitos y se caracteriza por una detención en la maduración de las células encargadas de la formación de los componentes de la sangre, al mismo tiempo que se producen sin control células sanguíneas inmaduras.

Esta proliferación de células malignas se origina en la médula ósea, encargada de distribuir la sangre a los diferentes tejidos del cuerpo.

Aunque la causa o causas no se conocen con exactitud, se sabe que existen diversos factores predisponentes como son los genéticos, inmunodeficiencias, factores ambientales y virus.

Entre los factores identificados como desencadenantes de la leucemia está la exposición a radiaciones ionizantes, el contacto con benceno, pesticidas o alquitranes y el empleo de algunos fármacos contra el cáncer y otros medicamentos. También algunos trastornos genéticos como el síndrome de Down, aumentan el riesgo.

Hace algunas décadas esta enfermedad era mortal en un porcentaje muy elevado, pero los estudios científicos han permitido desarrollar esquemas de tratamiento con una mayor efectividad, ayudando a que los índices de mortalidad hayan disminuido considerablemente.

IMPORTANTE El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 

 
 
 
Enfermedad que puede curarse si se atiende oportunamente.
Enfermedad que puede curarse si se atiende oportunamente.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos