Síntomas y signos

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Cuando el sistema nervioso central se ve afectado por la enfermedad, el enfermo padece dolor de cabeza, vómitos y parálisis de algunos nervios

 
La leucemia es una enfermedad crónica y silenciosa que puede desarrollarse durante muchos años sin mostrar síntomas evidentes.

A medida que se agrava, se pueden presentar síntomas como:

- Anemia, manifestada sobre todo por la palidez de la piel.
- Dolores de cabeza.
- Dolor muscular.
- La aparición de moretones y sangrados frecuentes, sobre todo por la nariz.
- Fatiga extrema y debilidad.
- Taquicardia.
- Fiebres recurrentes.
- Sudoración nocturna.
- Fiebre.
- Pérdida de peso y de apetito.
- Respiración entrecortada y con mucha dificultad para respirar.
- Dolor en las articulaciones.
Sangrados en piel y mucosas.
- Sensibilidad extrema en la piel.
- Aumento de la frecuencia cardíaca.
- Dolor e inflamación abdominal.

En casos muy avanzados, la infiltración de células sanguíneas inmaduras en órganos como el hígado, el bazo, los ganglios, genitales, huesos y articulaciones, provocan en el enfermo múltiples problemas y dolores intensos. Cuando el sistema nervioso central se ve afectado por la enfermedad, el enfermo padece vómitos, dolores de cabeza y parálisis de algunos nervios.

 
 
 
Uno de los principales síntomas es el sangrado de las encías.
Uno de los principales síntomas es el sangrado de las encías.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos