Síntomas y signos

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Perdida de peso y apetito es uno de los síntomas más comunes de la cirrosis hepática

 
La mayoría de las personas que padecen cirrosis, pueden no tener síntomas durante muchos años, otros en cambio pueden empezar pronto y sentir mucha debilidad y pérdida de peso y apetito.

Los síntomas comunes cuando una persona padece cirrosis hepática son:
- Pérdida de peso y apetito.
- Ictericia o color amarillento en la piel y en la mucosa de los ojos.
- “Estigmas cirróticos” en la piel, también conocidas como “arañas vasculares”, que son dilataciones de pequeñas arterias en la piel de la que parten otras más pequeñas, como patas de araña.

- Enrojecimiento de la palma de la mano que puede extenderse hasta la yema de los dedos.
- Aumento del tamaño del hígado que no duele al palparlo.
- Náuseas y vómitos.
- Debilidad.
- Dolor abdominal.
- En ocasiones también se presenta comezón generalizada y un leve sangrado intestinal.

- Atrofia en los testículos.
- Aumento de tamaño en las mamas.
- Alteración del ciclo menstrual de la mujer.
- Pérdida del vello en las axilas y el pubis.

 
 
 
La ictericia o color amarillo de la piel y ojos, síntomas de la cirrosis.
La ictericia o color amarillo de la piel y ojos, síntomas de la cirrosis.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos