Cirugía de hernia

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Cuando la cirugia de hernia se realiza correctamente los resultados son favorables para el paciente

 
La mayoría de las personas que tienen dolor lumbar o en una pierna, por una hernia de disco, mejoran en unas 4 semanas. A veces el proceso dura algo más. Si después de mes y medio, aproximadamente, los síntomas siguen igual o se ha producido algún empeoramiento, debe consultar con su médico ya que en estas circunstancias, puede contemplarse la cirugía para mejorar el dolor.

Si, además del dolor, nota disminución clara de fuerza en el pie, si tiene dificultad para retener la orina, si ha perdido peso o si el dolor es más intenso durante la noche, debe comunicárselo a su médico, sin necesidad de esperar. Estos podrían ser síntomas o signos de un problema más serio.

La cirugía de disco si bien suena muy aparatosa por tratarse de la columna vertebral, no tiene por qué presentar complicaciones, la hospitalización es de 4 a 5 días y la recuperación es relativamente corta y con resultados muy favorables.

La cirugía se realiza bajo anestesia general y se llama discectomía, consiste en hacer una incisión de unos 4-5 cms. sobre el sitio donde se ha localizado la hernia de disco, se abre una ventana en un ligamento que une las vértebras y se extraen los fragmentos del disco que comprimen la raíz del nervio ciático. La raíz se protege con pequeños instrumentos para que no se dañe.

El riesgo de complicaciones graves en las hernias de disco lumbar no supera el 1%. Sin embargo, nunca le podrán ofrecer una garantía absoluta. En caso de presentarse complicaciones En ocasiones suele reaparecer el dolor después de una operación, lo que puede deberse a que se ha desprendido un nuevo fragmento del disco, se han formado adherencias o que hay otra hernia en un disco vecino, sin embargo todo esto tiene solución.

Cuando la hernia se presenta en las vértebras cervicales, la cirugía usualmente incluye una extracción parcial del disco o disquectomía. Generalmente se hace por la parte frontal del cuello. Cuando el cirujano llega hasta la hernia de disco y quita la porción del hueso que cubre al nervio realiza una laminotomía.

Estos procedimientos muchas veces pueden realizarse usando técnicas de invasión mínima que no requieren de incisiones grandes, sino que hace pequeños cortes y se usan instrumentos y dispositivos minúsculos especializados durante la operación, como un microscopio y un endoscopio, lo que facilita mucho la recuperación del paciente.

Posterior a la cirugía el médico valorará el tipo de tratamiento de rehabilitación más adecuado a cada persona.

 
 
 
La cirugia de hernia por lo general no presenta complicaciones.
La cirugia de hernia por lo general no presenta complicaciones.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos