Tinnitus, cuando zumban los oídos

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Molestias en el oído al percibir sonidos, silbidos o susurros sin motivo, afectando las actividades de la persona

 
Los desagradables zumbidos en los oídos, o tinnitus, describen un padecimiento en el que una persona percibe sonidos que no tienen un origen acústico, es decir que no provienen de ninguna fuente de sonido.

La palabra tinnitus, proviene del latín que significa zumbar y es el nombre médico asignado al “mal”.

Los zumbidos o ruidos pueden adoptar muchas formas entre las que destacan los silbidos, susurros, murmullos o estruendos, se puede describir como un sonido parecido al escape del aire, al correr del agua, a lo que se escucha cuando nos colocamos en el oído una gran concha marina o como un sonido crepitante, musical o zumbador.

También pueden variar de tono e intensidad, presentándose desde un sonido leve que pasa de inmediato y es casi desapercibido, hasta un chirrido agudo que ocasiona muchas molestias.

Este problema suele afectar a la mayoría de las personas, sin distinción de sexo, raza o edad. Algunas pueden escuchar constantemente los sonidos en uno o ambos oídos, mientras que otras los oyen en forma intermitente. En ocasiones los sonidos palpitan en sincronía con el ritmo cardiaco, como si uno estuviera escuchando su propio corazón.

Para muchos, el zumbido es una molestia que puede ignorarse o solucionarse sin intervención médica, pero para otros no sucede así y el padecimiento es tan molesto y continuo que distrae y perturba de tal forma que se afectan las actividades normales y hasta el sueño, por lo que se requiere de una visita médica para que se vea si se puede eliminar o reducir al mínimo, si se descubre qué lo está provocando.

Entre las causas de la tinnitus, se pueden presentar:
- Daños auditivos por exposición a ruidos muy fuertes, causados por accidentes, explosiones, escuchar música estridente o con audífonos gran parte del tiempo, trabajar con maquinaria ruidosa o vivir cerca de un aeropuerto, entre otros.
- Por efectos secundarios a ciertos medicamentos como la aspirina, los que contienen salicilatos, quinina, diuréticos o antibióticos aminoglucósidos.
- Por abuso en el consumo de bebidas alcohólicas.
- Por fumar en exceso.
- Por consumir drogas.
- Por intoxicación por monóxido de carbono.
- Por toxicidad al estar en contacto con plomo, mercurio y otros metales pesados.
- Por infecciones en los oídos.
- Por cuerpos extraños o cera excesiva dentro de los oídos.
- En personas mayores por otosclerosis.
- Por enfermedad de Meniére o cinetosis.
- Por padecer presbiacusia, o pérdida de la audición, en personas mayores.
- Por ansiedad.
- Por cambios bruscos de presión atmosférica o altitud como puede ser el provocado por un vuelo de avión, un elevador o cambio de ciudad.

También se le relaciona con hipertensión arterial, padecimientos tiroideos, arteroesclerosis, meningitis, sífilis, enfermedades cardiovasculares como la oclusión de las arterias carótidas, con anemia, aneurismas, tumores cerebrales o malformaciones vasculares y otras más.

IMPORTANTE: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 
 
 
El zumbido puede desaparecer de inmediato o durar mucho tiempo.
El zumbido puede desaparecer de inmediato o durar mucho tiempo.
Foto: esmas.com
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos