Diagnóstico y tratamiento

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Llevar la alimentación adecuada para acabar con la descalcificación y administrar suplementos alimenticios ayudará al niño

 
Para establecer el diagnóstico, se deben aplicar varios estudios como rayos X para poder ver si hay descalcificación o cambios en la forma o estructura de los huesos.

También se deben hacer exámenes músculo-esqueléticos que revelen la sensibilidad y el dolor de los huesos, más que de las articulaciones o de los músculos.

Los análisis de laboratorio deben medir la cantidad de calcio sérico, fósforo sérico, fosfatasa alcalina sérica y la medición de los gases en sangre arterial pueden revelar acidosis metabólica.

En ocasiones se puede hacer una biopsia del tejido óseo para descartar la posibilidad de cáncer y confirmar el raquitismo.

Otros análisis son el de medición de calcio en orina y PTH.

El tratamiento se enfoca a aliviar los síntomas y corregir la causa del raquitismo. Por lo general, con reemplazo de la deficiencia de calcio, fósforo o vitamina D, la mayoría de los síntomas desaparecen.

Una adecuada alimentación que contenga vitamina D, es importante, entre los alimentos que la contienen está: pescado, hígado y leche procesada.

Es importante también la exposición moderada diaria a la luz solar.

El tratamiento del raquitismo por anomalías metabólicas puede requerir de una prescripción especial de vitamina D.

Otro aspecto importante es enseñar a los niños y niñas a mantener una postura adecuada que no permita la deformidad de los huesos. En ocasiones la utilización de aparatos ortopédicos ayuda a reducirlas o prevenirlas.

En casos extremos de deformidad ósea, se puede llegar a la cirugía reconstructiva.

El raquitismo se puede

prevenir con una adecuada alimentación, haciendo que el niño mantenga una ingesta adecuada de calcio, fósforo y vitamina D. Esto puede requerir la administración de suplementos dietarios en personas con trastornos gastrointestinales u otros trastornos, lo cual se le debe consultar al pediatra.

La asesoría genética puede ayudar a las personas con antecedentes familiares de trastornos hereditarios que puedan causar raquitismo.

 
 
 
Al seguir las indicaciones del médico el paciente mejorará y seguirá creciendo.
Al seguir las indicaciones del médico el paciente mejorará y seguirá creciendo.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos