Eccema, irritación de la piel

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Es una alteración en los glóbulos blancos, que facilita una reacción inmunológica anormal y ocasiona enrojecimiento, picazón y molestias en la piel

 
Es un término médico que se refiere a diversos problemas que afectan la piel principalmente por un proceso descamativo y comezón intensa, que puede manifestarse por lesiones, ampollas, enrojecimiento, cambio de color, manchas o ronchas, engrosamiento, supuraciones y comezón entre otros.

Muchas veces se diagnostica como dermatitis, pero la causa del eccema y la dermatitis es diferente, por lo que es importante conocer su origen para dar el tratamiento adecuado.

Al parecer, existe una relación entre las alergias y el eccema, y ambos padecimientos suelen ser hereditarios y uno de los principales factores para desencadenar un brote, es el estrés.

El eccema se puede dividir en dos grupos, según sus manifestaciones:
- Eccema atópico, que se caracteriza por la presencia de lesiones descamativas y rojizas cutáneas con mucha resequedad cutánea y que se presentan principalmente en los pliegues de los brazos y piernas y que suele asociarse a distintos procesos alérgicos, asmáticos, urticaria, rinitis alérgica y otras.
- Eccema de contacto, que se caracteriza por la aparición de placas descamativas en la superficie cutánea, debido a la irritación en la piel por sustancias que son tóxicas para la persona enferma o por una alergia a ciertas sustancias que entran en contacto con la piel.

Aunque los mecanismos implicados en cada uno de los tipos de eccema son distintos, existe en cada uno de ellos una alteración en los glóbulos blancos, que facilita una reacción inmunológica anormal a sustancias externas al individuo.

El eccema puede afectar a personas de cualquier edad, siendo algunos tipos más frecuentes durante determinadas etapas de la vida. Entre los principales tiposestán:

- El eccema infantil o atópico, que por lo regular afecta más a bebés, niños y adolescentes y se presenta en cuero cabelludo, cara y en el caso de los bebés en el área del pañal.
- El de tipo numular o discoide que la mayoría de las veces se presenta en adultos y que tiene la característica de manifestarse por “parches” rojos y en forma de discos que pueden hincharse y producir ampollas o costras, a menudo supuran o aumentan de grosor.
- El eccema esteatótico, que afecta más personas mayores, y se manifiesta por la resequedad y descamación de la piel.

El eccema tiene manifestaciones que pueden confundirse con los que otras enfermedades de la piel, sin embargo, las lesiones que presenta son características de los diferentes tipos.

Entre los signos y síntomas del eccema, destacan:
- Placas en diversas partes de la piel rojizas y descamativas.
- Comezón intensa.
- Inflamación en la zona afectada.
- Pueden presentarse vesículas con pus.

IMPORTANTE: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 
 
 
El eccema provoca resequedad, escamas y enrojecimiento.
El eccema provoca resequedad, escamas y enrojecimiento.
Foto: Agencias
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos