Ulceras por presión

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Ocasionadas en personas que permanecen mucho tiempo inactivas

 
Este tipo de úlceras es ocasionado generalmente en personas que permanecen largo tiempo acostadas e inmovilizadas, por accidentes, enfermedades o discapacidades.

Son lesiones que se desarrollan en zonas de la piel, que están sometidas a presión constante, que no pueden movilizarse, en zonas que están en contacto directo con la cama, sillón o silla de ruedas por un tiempo prolongado, como pueden ser los glúteos o nalgas, sobre todo en el hueso sacro, los talones de los pies, los pabellones de la oreja y otros sitios .

Se producen debido a la interrupción de la irrigación sanguínea a la piel por más de dos o tres horas, lo que ocasiona que la piel se deteriore y se forme la úlcera.

La lesión aparece primero como una zona enrojecida, que duele y arde y después se torna morada. Si no es atendida a tiempo, la lesión puede abrirse e infectarse, hacerse más profunda y afectar el músculo.

Su curación suele ser lenta, debido a que no siempre es fácil eliminar el punto y la causa de la presión .

Para prevenirlas, es necesario estar pendientes de cada cambio en el cuerpo de las personas que no se pueden mover y.
- Cambiarlas de posición lo más frecuente que se pueda.
- Usar materiales suaves y blandos para acomodarlos, ahora existen protectores de colchón, almohadas y cojines de sillas de ruedas, que pueden ayudar.
- Bañar seguido a la persona, con mucho cuidado, manteniendo su piel limpia y seca y aplicando cremas que deberán hidratarlo, no grasosas y de preferencia las recomendadas por su médico.
- Procurar que haga ejercicios lo más que pueda, ayudarlo para que lo logre.

Para el tratamiento, de las úlceras por presión, se recomienda:
- Consultar al médico para que proporcione el tratamiento adecuado a cada persona según su problema y tipo de piel.
- Mover lo más que se pueda al enfermo, evitando que las zonas de contacto lesionadas reciban más presión. Se pueden colocar cojines para ayudar a que la zona quede libre de presión.
- Proteger la lesión con gasas que contengan medicamentos o con otro tipo de apósitos que son muy efectivos, como los que se utilizan en personas con quemaduras.
- Tomar medicamentos antiinflamatorios y antibióticos, según lo prescriba el médico.
- Cuidar mucho la higiene de la zona afectada, para prevenir infecciones adicionales.

En caso necesario, será conveniente realizar un trasplante de piel sana de la misma persona mediante una cirugía, esto lo determinará el médico tomando en cuenta los antecedentes y origen de la lesión, la evolución y expectativas de la enfermedad y la condición de salud general de la persona.

 
 
 
Las úlceras por presión afectan a personas con largo tiempo en cama.
Las úlceras por presión afectan a personas con largo tiempo en cama.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos