Parálisis cerebral

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

La parálisis cerebral es un trastorno neurológico que afecta funciones básicas, como el movimiento, el habla y la postura y se debe a una lesión cerebral generalmente durante el desarrollo cerebral

 
La parálisis cerebral es un trastorno frecuente, ya que se calcula que 2 de cada 1,000 niños o niñas lo padecen afecta por igual a hombres que a mujeres.

La parálisis cerebral es un trastorno neurológico que afecta funciones básicas, como el movimiento, el habla y la postura debido a lesiones o daños en la zona del cerebro que controla los movimientos voluntarios del cuerpo.

La lesión ocurre en las etapas más importantes del desarrollo cerebral del niño, generalmente durante los últimos meses del embarazo y hasta los primeros 2 o 3 años de vida y presenta las características siguientes.
- Afecta los centros cerebrales que controlan el movimiento.
- No es progresiva, una vez que se produce, no avanza ni se agrava.
- No desaparece ni se quita, pero sus manifestaciones pueden modificarse.
- La lesión es causada por diversos factores que pueden ser variables.
- Además de afectar el movimiento, se puede ver afectada la visión, audición, comprensión, atención, y en algunos casos pueden presentarse convulsiones y otros problemas.

Las lesiones cerebrales generalmente son ocasionadas por la falta de oxígeno en el cerebro, debida a la interrupción de la circulación sanguínea y las manifestaciones pasan inadvertidas por los padres hasta varias semanas después del nacimiento, cuando el bebé presenta un retraso en todos los aspectos de su desarrollo normal, especialmente los que tienen que ver con el sistema motor.

Esta enfermedad generalmente se genera en los bebés durante el embarazo y las causas se desconocen, aunque se pueden asociar a ciertos sucesos como traumatismos maternos.

Se calcula que aproximadamente el 20% de los casos se originan durante el parto, sobre todo si el bebé presenta ictericia neonatal o asfixia.

Solo en casos especiales, este trastorno puede presentarse después del nacimiento, como consecuencia de alguna infección, hemorragia o tumor en el sistema nervioso central o como resultado de un traumatismo o golpe, algún problema respiratorio severo o tipo de asfixia por inmersión en agua o por bloqueo nasal con algún objeto.

Un factor a considerar es que alrededor del 15% de los niños con parálisis cerebral son prematuros y otro factor importante es de aquellos que tuvieron un peso al nacer de 1,500 gramos o menos.

La principal manifestación de la enfermedad es la espasticidad, que se caracteriza por la rigidez o tensión en los músculos del cuerpo, lo que hace que las personas afectadas adoptan posturas anormales que mantienen sus brazos y piernas doblados o flexionados sobre el cuerpo, o rectos y extendidos.

Sin embargo, algunos de ellos presentan debilidad o flacidez en algunas posiciones y dureza o rigidez en otras, además de tener mo vimientos involuntarios con incoordinación muscular conocida como Atetósis.

Un menor grupo, presena ataxia que es la dificultad para mantener el equilibrio en diferentes posiciones y marcha inestable o titubeante

IMPORTANTE: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 
 
 
Afecta las funciones básicas como el movimiento del cuerpo y el habla
Afecta las funciones básicas como el movimiento del cuerpo y el habla
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos