Tuberculosis

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

La primera causa de muerte por enfermedades infecciosas prevenibles es la tuberculosis, que se ha extendido por el mundo con nuevas cepas y formas de contagio

 

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que sigue siendo una de las principales causas de muerte en el mundo y ataca principalmente a personas de escasos recursos y con hábitos higiénicos y de alimentación deficientes.

Generalmente es adquirida por la inhalación de la bacteria Mycobacterium tuberculosis que se propaga en el aire al ser expelida por personas que presentan una infección activa.

La tuberculosis se transmite a través del aire por medio de las gotitas de saliva que una persona enferma arroja al hablar, toser o estornudar, por eso esta enfermedad suele atacar a familias enteras.

Cuando la bacteria penetra en una persona, llega a los pulmones provocando lesiones llamadas granulomas, que pueden hacerse fibrosas, se ulceran o calcifican, provocando graves daños.

Posteriormente se multiplica pasando de los pulmones a la sangre y a otros órganos como el riñón, las meninges o cubiertas del cerebro, el hígado, los huesos y la espina dorsal.

Las personas que tienen mayor probabilidad de contraer tuberculosis son, las que no están vacunadas y tienen un sistema inmune débil, mala alimentación y viven en situaciones muy insalubres.

También tienen mayor riesgo los niños y bebés, las personas infectadas con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), o con SIDA, las personas que abusan de drogas, las que padecen cáncer, diabetes mellitus, enfermedades del riñón, las que son muy delgadas o reciben algún tipo de tratamiento médico con corticosteroides.

Los síntomas de la tuberculosis pulmonar son los siguientes:

- Tos que dura más de 2 semanas y presenta flemas con sangre.
- Dolor en pecho.
- Pérdida rápida de peso.
- Debilidad o fatiga.
- Escalofríos.
- Fiebre.
- Sudoración durante la noche.

Entre las medidas preventivas están:

- La vacunación, que se aplica antes de que el bebé salga del hospital.
- La adecuada alimentación, incluyendo alimentos de los tres grupos en cada comida.
- Los hábitos higiénicos.
- Evitar el contacto con personas enfermas.

IMPORTANTE

El contenido de esta nota es meramente informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacermos responsables por su uso.

 

 
 
 
La tuberculosis es una enfermedad infecciosa y muy contagiosa.
La tuberculosis es una enfermedad infecciosa y muy contagiosa.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos