Etapas de la sífilis

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

La sífilis es una enfermedad muy peligrosa y contagiosa ya que ya que tiene grandes periodos de latencia entre fase y fase, que hacen creer que está contolada

 
La sífilis se desarrolla en tres etapas lo que la hace muy peligrosa y los síntomas son similares en los hombres y en las mujeres.

La primera etapa, conocida como sífilis primaria, se distingue por la aparición de una o más úlceras o chancros generalmente indoloros. Los chancros son redondos u ovales y se acompañan de la inflamación de los ganglios linfáticos de las ingles (entre las piernas y genitales).

Esto ocurre entre dos o tres semanas después de tener relaciones con una persona infectada y las úlceras aparecen en el pene, vagina, cuello uterino, ano, boca o manos, dependiendo del lugar por donde la bacteria haya penetrado al organismo. Al rasparlas estos chancros, liberan un líquido claro que contiene miles de bacterias, por lo que en esta etapa la enfermedad es muy contagiosa.

En ocasiones, los ganglios linfáticos cercanos pueden inflamarse sin causar dolor y lo peligroso está en que en un lapso de 3 a 8 semanas los chancros desaparecen, se secan y cicatrizan, lo que no necesariamente indica que la persona está curada, sino que la enfermedad está entrando en una nueva etapa.

La segunda etapa o sífilis secundaria, puede empezar entre los 4 a 12 meses del inicio de la enfermedad. Se manifiesta por lesiones papulosas de color rojo oscuro, prominentes y de diferentes tamaños. Unas se localizan en la zona perianal, ingles y genitales, axilas y en los pliegues de la piel en donde hay humedad. Otras aparecen en las palmas de las manos y las plantas de los pies. También pueden aparecer lesiones en la mucosa de la boca.

Muchas veces estas lesiones no presentan molestias como comezón, por lo que suelen pasar inadvertidas hasta que nuevamente desaparecen de forma espontánea. Otros síntomas pueden ser: garganta irritada, fiebre, fatiga, ganglios linfáticos inflamados y dolor de cabeza. Esta etapa es más peligrosa porque algunas personas pueden desarrollar meningitis sifilítica o sordera, además de diversos problemas nerviosos.

Sin tratamiento adecuado, estos síntomas duran de 3 a 12 semanas, pero después desaparecen y aunque en esta etapa la enfermedad no es tan contagiosa como en la primera, las lesiones pueden seguir expulsando líquido y contagiar a otras personas.

En la siguiente etapa, conocida como sífilis tardía o terciaria, que puede tardar entre 3 a 7 años después de la infección, aparecen nuevas erupciones conocidas como “gomas”, son indoloras y pueden salir en cualquier parte del cuerpo, pero sobre todo en la cara, cuello cabelludo y tronco.

Muchos enfermos que no han sido atendidos adecuadamente desarrollan complicaciones graves, entre las que se encuentran las del sistema nervioso, que puede ocasionar una parálisis general progresiva, aún después de muchos años del contagio. Otras complicaciones son en la piel, huesos, encías, nervios, cerebro, corazón y órganos internos y pueden llevar hasta la muerte.

 
 
 
Los chancros aparecen en varias partes del cuerpo.
Los chancros aparecen en varias partes del cuerpo.
Foto: Cortesía
Fotogalería Videos