Diagnóstico del VPH

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

El diagnóstico preciso se realiza con un examen de Papanicolaou y en los hombres con una peneoscopía, la detección oportuna permite el tratamiento adecuado

 
La presencia de papilomas o verrugas en los genitales externos o en la zona anal, son suficientes para diagnosticar la presencia de papilomavirus, sin embargo y como no siempre estas son visibles, es recomendable siempre confirmarlo mediante el examen del Papanicolaou en las mujeres que son sexualmente activas o que han cumplido los 18 años de edad.

Si en la prueba se detectan cambios anormales importantes, se recomienda la realización de una colposcopia y una biopsia de cualquier área anormal.
La colposcopía, consiste en un procedimiento que utiliza un instrumento luminoso de aumento llamado colposcopio y que se utiliza para examinar la vagina y el cérvix para identificar anormalidades en tamaño, color, grosor o la presencia de verrugas.

Una biopsia es la extracción de muestra de tejido sospechoso para realizar un análisis en las células. Si se detectan cambios de grado bajo, se puede recomendar que se repitan las pruebas de Papanicolaou o de colposcopía.

En los hombres es más difícil el diagnóstico. Para visualizar las lesiones se puede aplicar gasa con vinagre para visualizar las lesiones en el pene o realizar una peneoscopía o un cistoureterograma miccional para identificar lesiones intrauretrales.

En algunos casos un examen de ADN, que ya está disponible en México y cuyo nombre es PCR-VPH, ayuda no solamente a salir de dudas, sino también a conocer el tipo de virus existente.

 
 
 
El virus del papiloma en la mujer se detecta con el papanicolau.
El virus del papiloma en la mujer se detecta con el papanicolau.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos