Cistitis Intersticial

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Es un padecimiento debido a anormalidades en la vejiga

 
La cistitis intersticial o síndrome doloroso de la vejiga es una inflamación crónica cuyo origen se desconoce todavía aunque hay algunos factores que se han relacionado en ella, como: infecciones frecuentes del tracto urinario durante la infancia, daños en la vejiga por intervenciones quirúrgicas, la presencia de sustancias tóxicas en la orina o el estrés.

Este tipo de cistitis se manifiesta por:
- Dolores frecuentes de dolor en el abdomen.
- Vejiga constantemente inflamada y aumentada de tamaño.
Existe una variante de este tipo de cistitis, es la ulcerosa que es muy grave ya que la vejiga retiene menos orina que lo normal y en su tejido muscular se forman grietas, cicatrices y llagas en forma de úlceras que reciben el nombre de úlceras de Hunner y que con el tiempo se vuelven gruesas y rígidas. En ocasiones llegan a sangrar cuando la vejiga está llena.

La inflamación de la vejiga también puede deberse a infecciones bacterianas del tracto urinario y los síntomas pueden ser producidos por cálculos en la vejiga o riñones, uretritis o hipertrofia prostática, cáncer o trastornos neurológicos, por lo que el diagnóstico médico acertado es muy importante para su tratamiento.

El diagnóstico deberá confirmarse por medio de una cistoscopia exploratoria y el tratamiento incluye:
- Medicamentos como ácido acetilsalicílico o ibuprofeno, antiinflamatorios no esteroideos, medicamentos para bloquear los receptores del dolor y quizá algún medicamento antidepresivo para controlar el dolor y las micciones nocturnas.
- Otro tratamiento consiste en introducir un medicamento en la vejiga para reducir la inflamación y las contracciones musculares dolorosas. El único problema es que produce un fuerte aliento a ajo y un desagradable olor en la piel que dura hasta 72 horas.
- En casos extremos y graves se recurre a la cirugía, para extirpar las úlceras o para quitar los nervios que producen el dolor.
- Otro procedimiento es el agrandar la vejiga con ayuda de un pedazo del intestino delgado.
- Otra es la cistectomía para extirpar total o parcialmente la vejiga. Esto ocasiona la necesidad de crear un “estoma” para que la orina pueda ser eliminada o se sustituye la vejiga con una bolsa elaborada con parte del intestino delgado.

Es necesario cuidar mucho la alimentación, eliminando aquellos alimentos que ocasionan un aumento de las molestias, no fumar, no ingerir bebidas alcohólicas o café, ni comer alimentos con aditivos y colorantes.

IMPORTANTE El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables por su uso.

 
 
 
En esta variante la vejiga retiene menos orina que lo normal.
En esta variante la vejiga retiene menos orina que lo normal.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos