Prevención

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Muchas infecciones de oído se pueden prevenir, sobre todo cuando se sabe que los niños y niñas son propensos a desarrollarlas

 
Entre las medidas preventivas están:
- Cuidado adecuado de las enfermedades respiratorias.
- Uso de gotas nasales descongestivas para evitar la inflamación y el bloqueo de las trompas de Eustaquio.

- Evitar que los bebés coman acostados para evitar que la leche u otros líquidos escurran al oído o fluyan hacia la trompa de Eustaquio.
- Administrar antihistamínicos, si el médico lo recomienda en caso de que las infecciones sean ocasionadas por alergia.
- Mantener seco el canal auditivo después del baño o de aplicarse champú. Se recomienda acostumbrarse a balancear la cabeza de un lado a otro para que el agua salga el oído y en casos extremos se puede utilizar una secadora con aire tibio (nunca caliente) a pocos centímetros de distancia para secar el interior del oído.
- Al nadar es recomendable poner tapones en los oídos y de preferencia sostenerlos con gorras de hule, después de nadar se recomienda aplicar una gota de solución elaborada con partes iguales de vinagre blanco y alcohol de fricción (isopropílico).
- Siempre hay que colocar un tapón de algodón en el oído infectado antes de bañarse y utilizar gorra de baño, mientras se controla la infección.
- Si está perforado el tímpano o si se han colocado “tubitos de drenaje”, NO se deben aplicar gotas óticas ni enjuagues de ningún tipo.
- La acumulación excesiva de cerilla o la presencia de objetos extraños como canicas, semillas y otros, deben ser extraídos por un médico pediatra u otrorrinolaringólogo, NO trate de hacerlo usted mismo porque puede empujarlos más y ocasionar mayores daños.
- Evitando los golpes directos en la cabeza y en los oídos, los jalones de oído y los gritos.
- Tomando alimentos ricos en vitamina C para proteger enfermedades infecciosas.,
- Es recomendable acudir al dentista por lo menos una vez al año para evitar abscesos, infecciones en las encías y para detectar a tiempo cualquier problema de articulación maxilar.

 
 
 
Los tapones en los oídos al nadar previenen infecciones.
Los tapones en los oídos al nadar previenen infecciones.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos