El virus y la enfermedad

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Las enfermedades virales son difíciles de controlar y el virus del sincicial respiratorio puede ser peligroso para menores de 2 años

 
Como todos los virus, estos microorganismos son peligrosos y a pesar de los tratamientos médicos solamente logran controlarse pero no erradicarse completamente del organismo, siendo como ya se mencionó más graves en niños más pequeños.

La vía de entrada del virus a una persona puede ser la nariz, la boca o los ojos y el período de incubación de la enfermedad es entre los 2 y 8 días después del contagio.

El virus del sincicial respiratorio se contagia principalmente por medio de la saliva que los enfermos o portadores expulsan al toser, hablar o escupir o por las secreciones nasales o mocos en donde pueden estar presentes hasta por 4 semanas, por lo que cualquier persona que estornude, debe hacerlo lejos de los demás y cubriendo muy bien su boca y nariz, con la mano o con un pañuelo.

Las manos u objetos que han estado en contacto con secreciones respiratorias de un paciente infectado también son vehículos de transmisión ya que el virus sobrevive en el ambiente y en los objetos durante algunas horas y se ha comprobado que la infección intrahospitalaria suele ser frecuente, ya que muchos niños infectados se hospitalizan en servicios pediátricos y si no se aíslan totalmente o no se esterilizan bien los instrumentos de trabajo, pueden ser foco de infección de otros niños hospitalizados.

Estos virus producen inicialmente un cuadro catarral y, poco tiempo después, descienden hasta los pulmones donde dañan a los bronquios. El problema es más grave en niños menores de uno o dos años, por que en ellos la parte terminal de los bronquios es más pequeña, de manera que se obstruyen con mayor facilidad cuando hay una inflamación, impidiéndose el paso adecuado del aire.

Esta obstrucción de los bronquiolos, además de producir dificultad respiratoria que se manifiesta en el movimiento forzado de los músculos del tórax, es la que determina, cuando pasa el aire, una característica fundamental de la enfermedad: la sibilancia, es decir, ruido en forma de silbidos que se perciben sobre todo cuando el médico escucha la actividad pulmonar.

 
 
 
El virus del sincicial respiratorio es altamente contagioso.
El virus del sincicial respiratorio es altamente contagioso.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos