Diagnóstico y tratamiento de la rubéola

 
 
 
por: Bertha Sola
Fuente: esmas.com
 

Fiebre y malestar general son los primeros síntomas antes de la aparición de las primeras ronchas de la rubéola que se presentan en la cara, tras las orejas y después se extienden al torso, brazos y piernas

 

Entre dos a tres semanas después de exponerse al virus, la persona contagiada por lo general presenta fiebre leve, dolor de cabeza, garganta irritada, ganglios linfáticos hinchados y pérdida de apetito. Sin embargo estos síntomas pueden ser tan leves que es difícil asegurar que la persona tiene rubéola hasta uno a cinco días más tarde, cuando aparece la erupción.

Generalmente las ronchas aparecen primero detrás de los oídos o en la cara y se extienden rápidamente hacia el tronco, brazos y piernas. Esta erupción desaparece en tres o cuatro días, aunque los ganglios linfáticos pueden permanecer inflamados durante más tiempo.

Cuando la enfermedad se desarrolla en adolescentes y adultos, las personas enfermas pueden presentar dolores articulares continuos durante varias semanas después de que desaparece la erupción.

Sin embargo, la enfermedad es muy grave para los bebés en desarrollo, durante el embarazo de la madre, ya que si una mujer embaraza queda infectada con el virus, el bebé puede enfermarse de rubéola congénita con graves secuelas en su desarrollo como sordera y otras malformaciones.

Para prevenir la rubéola congénita, es recomendable que si la madre no recuerda que le dio la enfermedad o no la padeció, se realice un examen de anticuerpos por medio de un análisis de sangre, en estos casos, la vacuna puede aplicarse durante la gestación, para proteger al bebé.

El tratamiento, consiste en el control de la temperatura por medio de baños tibios, tomar abundantes líquidos, descansar, evitar acudir a sitios como la escuela, calmar la comezón de las ronchas con maicena o talco y evitar el consumo de aspirinas, mejorales, disprinas y todo lo que contenga ácido acetilsalicílico, para evitar complicaciones como el Síndrome de Raye.

En bebés que nacen con la rubéola requieren de un tratamiento intensivo, sobre todo si la contrajeron durante los primeros tres meses de gestación, período en que se desarrollan los diversos sistemas del organismo, ya que por lo general presentan problemas físicos y mentales importantes.

 

 
 
 
La vacuna contra la rubéola es muy importante sobre todo para las mujeres.
La vacuna contra la rubéola es muy importante sobre todo para las mujeres.
Foto: Agencias
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos