Hepatitis

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Enfermedad que según el tipo ocasiona daños graves en el hígado. El más peligroso es el tipo B, que es la enfermedad infecciosa con más casos de contagio en el mundo y se puede prevenir por medio de una vacuna

 
La hepatitis, es una enfermedad infecciosa que afecta por igual a ambos sexos y por lo general todas las personas hemos padecido algún tipo de hepatitis durante la vida, aunque no hayamos tenido síntomas.

Se desarrolla por diversos factores, según el tipo: virus, alcoholismo, enfermedades autoinmunes, medicamentos, alimentos contaminados.

La más peligrosa por el tipo de contagio y la capacidad de vida del virus es la hepatitis del tipo B, por la forma de contagio hay algunos grupos con mayor riesgo, como son los hombres homosexuales, las personas con múltiples parejas sexuales, los adictos endovenosos, las personas con problemas inmunológicos y los hijos de madres portadoras del virus.

Por el tipo de daño, duración, agente o causa que desencadena la enfermedad, hay dos tipos de hepatitis:
La hepatitis crónica, que es una enfermedad inflamatoria del hígado que dura más de seis meses. La mayoría de los casos es ocasionada generalmente por virus del tipo C. También puede ser provocada por el consumo de algunos medicamentos como la alfametildopa, nitrofurantoína o dantroleno o por alcoholismo crónico.

La otra es la hepatitis viral enfermedad muy importante por la cantidad de casos que registra. Es provocada por los virus A, B, C, D y E, y por otros como el Citomegalovirus, el Epspein Barr o el Coxackie.

Aunque la hepatitis es causada por distintos tipos de virus y en todos los casos los síntomas son muy parecidos, el modo de transmisión, adquisición, su evolución y el daño de las células del hígado, son diferentes para cada virus y hasta para cada persona, los síntomas pueden ser diferentes.

Las personas que han padecido hepatitis no pueden ser donadoras de sangre, ya que el virus se contagia principalmente por este medio.

Actualmente se cuenta con vacuna para prevenir la hepatitis A y B y es recomendada para todas las personas.

La vacuna de la hepatitis B, ha sido incorporada en el esquema de vacunación infantil de muchos lugares del mundo y también se recomienda aplicarla a todos los adolescentes, hemofílicos, hijos de madres portadoras, familiares de enfermos y personas que por sus actividades o conductas sexuales puedan ser de alto riesgo.

IMPORTANTE El contenido de esta nota es informativo y por ningún motivo suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 
 
 
El color amarillo en la piel y mucosas, signo de la hepatitis.
El color amarillo en la piel y mucosas, signo de la hepatitis.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos