Insuficiencia renal crónica

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Los riñones normales deben filtrar aproximadamente 180 litros de líquido, cuando no se desecha totalmente la orina producida, puede ocasionar problemas severos

 
En condiciones normales, los riñones de una persona saludable filtran diariamente 180 litros de líquido, de los cuales el 99% son reabsorbidos y devueltos a la circulación general del cuerpo.

El resto, son los desechos que el organismo forma y que no necesita y que van a formar la orina, líquido mediante el cual son expulsados del organismo y que de no hacerlo provocarían la intoxicación y en pocos días la muerte de una persona.

Cuando alguien no puede producir y desechar estos volúmenes, se ocasiona una insuficiencia renal crónica que es la disminución constante, persistente, progresiva e irreversible de la función de los riñones.

Este padecimiento se manifiesta por la retención de líquidos, sales y elementos como el sodio, potasio, calcio y urea, entre otros, con graves repercusiones en la salud y vida de quien la padece, ya que en estado avanzado, provoca un síndrome urémico que deteriora mucho la calidad de vida y finalmente lleva a la muerte a la persona que lo padece.

La insuficiencia renal crónica, afecta por igual a hombres que a mujeres de todas las edades, incluyendo niños y tiene su origen en diversas causas que pueden ser desde hereditarias o congénitas, hasta por glomerulitis, pielonefritis o enfermedades quísticas del riñón.

Si bien, los riñones son capaces de adaptarse hasta en un 50% al deterioro de su capacidad, la calidad de vida del enfermo se deteriora mucho y entre las complicaciones que se observan están las generadas por el síndrome urémico cuyas manifestaciones son: la hipertensión arterial, la anemia, el aumento de los lípidos (colesterol y triglicéridos), pérdida del apetito, alteraciones en el metabolisto y mala tolerancia a los carbohidratos.

Otro de los problemas, es la incontinencia urinaria, ya que tienen una gran dificultad para concentrar la orina, lo que lleva a eliminar grandes volúmenes de orina aumentando la frecuencia y la cantidad de las micciones.

Entre las opciones de tratamiento están:
- Las diálisis, procedimientos para sustituir en forma parcial la función de los riñones.
- Los trasplantes renales, que si bien tienen resultados muy efectivos, son complicados por todo lo que implican.

IMPORTANTE: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 
 
 
La insuficiencia renal aguda se provoca por problemas en la función del riñón.
La insuficiencia renal aguda se provoca por problemas en la función del riñón.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos