Virus y síntomas

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Las investigaciones sobre este virus han demostrado que algunos pueden ser de bajo riesgo, pero pueden transformarse y convertirse en peligrosos

 
Todos los virus de la gripe de tipo A, incluidos los que regularmente causan epidemias estacionales en el hombre, son muy lábiles y están bien adaptados para eludir las defensas naturales del ser humano además de que se replican fácilmente cambiando su composición genética.

Los virus de la gripe presentan una segunda característica profundamente preocupante para la salud del ser humano y que es la causante de la alerta sanitaria en el mundo entero. La cepa gripal A, incluidos los subtipos de diferentes especies, pueden intercambiar o «re-combinar» el material genético y fusionarse. Ese proceso de recombinación, conocido como «cambio» antigénico, desemboca en un nuevo subtipo distinto de los dos virus originales. Como las poblaciones carecen de inmunidad frente al nuevo subtipo, y como no hay ninguna vacuna que confiera protección contra él, el cambio antigénico ha dado lugar a lo largo de la historia a pandemias altamente mortíferas. Para que ello ocurra, el nuevo subtipo ha de poseer genes de los virus de la gripe humana que le permitan transmitirse fácilmente de una persona a otra durante periodos sostenibles.

Entre las cepas más preocupantes para la salud del ser humano está la H5N1, ya que muta rápidamente y tiene una tendencia demostrada a adquirir genes de virus que infectan a otras especies animales. Su capacidad para causar una enfermedad grave en el hombre ha quedado demostrada. Las aves que sobreviven a la infección excretan el virus durante al menos 10 días, oralmente y por las heces, lo que facilita la propagación en los mercados de aves de corral vivas y a través de las aves migratorias.

La propagación de la infección entre las aves aumenta la probabilidad de una infección directa del hombre. Si crece el número de personas infectadas, aumentará también la probabilidad de que el ser humano, cuando se vea infectado simultáneamente por cepas de la gripe humana y la gripe aviar, desarrolle un nuevo subtipo que posea los suficientes genes humanos para poder transmitirse fácilmente de una persona a otra. Ese hecho marcaría el inicio de una pandemia de gripe.

Entre los síntomas, al inicio de la enfermedad están los parecidos a los de una gripe común:
- Fiebre alta.
- Dificultad respiratoria.
- Tos persistente.
- Malestar general.

- Estos síntomas pueden agravarse con disnea grave y en pocos días y desarrollar una neumonía.

Para prevenirla, se recomienda:
- Evitar estar en contacto con aves y sus desechos, a menos que se trabaje en ellas.
- Informar inmediatamente a las autoridades sanitarias ante cualquier sospecha de la enfermedad en las aves.
- Evitar el consumo de carne de ave, cruda o que carezca de los sellos de sanidad correspondientes.
- Poner la vacuna contra la influenza lo antes posible.

 
 
 
La gripe aviar presnta síntomas parecidos a los de una gripe común.
La gripe aviar presnta síntomas parecidos a los de una gripe común.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos