Síntomas, diagnóstico y tratamiento de la otitis externa

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

La otitis externa produce fuertes dolores en los oídos que deben ser controlados medicamente

 

El principal síntoma de la otitis externa es el dolor severo que empeora cuando se toca o mueve el lóbulo del oído o al masticar.

Otros síntomas que requieren la atención de un otorrinolaringólogo, son:

  • Comezón en el oído.
  • Enrojecimiento del oído externo.
  • Hinchazón del oído externo.
  • Inflamación y aumento de tamaño de los ganglios linfáticos alrededor del oído.
  • En ocasiones se presenta una secreción verdosa-amarillenta, pus o secreción con sangre con olor desagradable, en la entrada del oído.
  • El oído afectado puede presentar problemas de audición ya que la inflamación o la pus obstruye el paso el sonido.
  • Puede presentarse fiebre leve.

El diagnóstico se confirma con la historia clínica y la revisión del médico por medio de un otoscopio que permite ver si existe un proceso inflamatorio en el pabellón del oído y en el conducto auditivo y se palpan los ganglios linfáticos inflamados. Si la infección es muy aguda se toma una muestra mediante frotis, es decir con un algodoncillo que se pasa sobre la piel inflamada.

La otitis suele durar entre 7 y 10 días y el tratamiento, depende de la severidad de la infección y del dolor. En ocasiones la limpieza y secado realizados por el especialista suelen ayudar.

Se pueden recomendar gotas otológicas, o sea para oído, que contengan antibióticos o corticosteroides y en caso de que la inflamación no permita utilizarlas, el médico puede hacer una limpieza cuidadosa y recomendar medicamentos orales, también es importante evitar que el agua entre a los oídos durante un largo periodo, incluso utilizando gorras de baño. Es importante saber que el dolor de oído puede aumentar entre 12 o 24 horas después del comienzo del tratamiento, pero no por esto debe abandonarse, después el dolor debe disminuir hasta desaparecer.

También son recomendados antiinflamatorios y después de la infección se pueden recomendar pomadas con antibióticos. El uso de alcohol 70°-80°, en la fase de inflamación aguda, ayuda a calmar el dolor, pero tiene que ponerse con mucho cuidado, como lo indique el médico y utilizando una gasa, nunca directamente.

Si la infección persiste, el doctor puede tomar una muestra de cultivo de la secreción del oído para identificar el tipo de bacteria que está causando la infección y poder dar un tratamiento más adecuado.

Para calmar el dolor se puede colocar una compresa templada o caliente sobre el oído y tomar analgésicos como acetaminofeno o ibuprofeno recomendados para niños. No se les debe dar aspirinas o cualquier otro medicamento con ácido acetilsalicítico, ya que si es una infección viral, se puede desarrollar una enfermedad muy grave y mortal que es el Síndrome de Raye.

 

 

 
 
 
La otitis externa es muy dolorosa y debe ser controlada adecuadamente.
La otitis externa es muy dolorosa y debe ser controlada adecuadamente.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos