Sistema endocrino

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Los cambios que sufre nuestro organismo al alterarse, producen enfermedades y reacciones que pueden ser crónicas, graves y hasta mortales

 
El organismo humano funciona adecuadamente gracias a dos grandes sistemas que controlan todas sus funciones: el sistema nervioso y el sistema endocrino, encargados de equilibrar las funciones de cada órgano y de los diferentes elementos que interactúan entre sí, cuando alguno se altera es que se producen cambios que nos llevan a sufrir enfermedades tanto física como mentales o incluso llegar a morir.

El sistema endocrino está formado por una cantidad de glándulas que producen hormonas, (palabra de origen griego que significa estimular) y que son sustancias que regulan y controlan las funciones del cuerpo.

Tenemos dos tipos de glándulas, las exocrinas y las endocrinas,: Las glándulas exocrinas cuentan con conductos propios en los que vierten sus secreciones para que lleguen así al exterior del cuerpo o a otros órganos internos, entre ellas están las salivales, las sudoríparas y el hígado.

Las glándulas endocrinas, también llamadas de secreción interna, no tienen conductos propios, las hormonas y otros compuestos que segregan, pasan directamente a la sangre que se encarga de transportarlos a todos los órganos internos. Entre estas glándulas están la hipófisis, la tiroides, las suprarrenales y los testículos y ovarios.

Una glándula que es a su vez endocrina y exocrina, es el páncreas, que en realidad es como dos órganos en uno. La mayor parte del páncreas segrega jugos digestivos que llegan al intestino delgado a través del conducto pancreático, pero dispersos entre el tejido glandular exocrino hay grupos microscópicos de células endocrinas que producen insulina y otras hormonas. En el páncreas hay entre 2,000,000 y 1,800,000 de estos conglomerados que se llaman islotes de Langerhans.

Más de 100 hormonas son secretadas por las glándulas y cada una de ellas ejerce su influencia sólo en las células a las que va destinada y que cuentan con receptores especiales capaces de reconocer su estructura molecular, esto es una de las tantas maravillas y misterios del cuerpo humano.

La mayoría de las funciones y ciclos del cuerpo humano están controladas por las hormonas, estos mensajeros químicos y aunque el estómago, el hígado, el intestino, los riñones y el corazón, producen algunas de ellas, la mayoría se producen en el hipotálamo y la hipófisis que son las glándulas maestras:
- El hipotálamo, que controla las secreciones de la hipófisis, la temperatura, el hambre, la sed y los impulsos sexuales.
- La hipófisis, que regula el crecimiento de los huesos y gobierna la actividad de otras glándulas endocrinas.
- La glándula tiroides, que controla el ritmo del metabolismo y del desarrollo corporal y las paratiroides, que regulan el nivel de calcio en la sangre.
- El timo es otra glándula que gobierna en los niños la producción de un tipo de glóbulos blancos que les ayudan a combatir infecciones, pero que cuya función en los adultos todavía no se conoce bien.
. - Las suprarrenales, que controlan el equilibrio de sales y agua y contribuyen a preparar al organismo para una emergencia, como un susto, presión inusual, dolor intenso o enfermedad grave.
- Una glándula más es el páncreas, encargada de regular el nivel de azúcar en la sangre.
- La glándula pineal, es otra de las existentes en nuestro cuerpo y se cree que está relacionada por la reproducción.
- Otras glándulas que producen hormonas muy específicas, son. Los testículos en el hombre y los ovarios en las mujeres, que controlan el desarrollo sexual en hombres y mujeres.

 
 
 
La adrenalina y noradrenalina son hormonas reguladoras de reacciones.
La adrenalina y noradrenalina son hormonas reguladoras de reacciones.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos