Apnea del sueño

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

La apnea del sueño puede ser muy peligrosa, ya que pueden llegar a ocasionar muerte súbita por problemas respiratorios o cardíacos o cerebrales

 
Los ronquidos no son solamente un molesto ruido que se origina en el velo palatino que delimita la garganta en la cavidad nasofaríngea, sino que la parte más peligrosa de este asunto está precisamente entre ronquido y ronquido, en el momento en que hay un silencio... y es que se produce un espasmo respiratorio, durante el que la persona deja de respirar por unos segundos.

Este problema llamado apnea del sueño y cuya principal manifestación son los ronquidos, puede ser tan grave que puede llegar a provocar hipertensión arterial, infartos, insuficiencia cardiaca y otros problemas cardio-respiratorios severos e incluso problemas de tipo vascular cerebral.

La apnea del sueño se puede definir como el cese de la respiración por mas de diez segundos, es la interrupción de los movimientos respiratorios en una persona y pueden ser prolongados, únicos o múltiples y pueden ocasionar una gran variedad de problemas.

Es un problema que padecen más las personas mayores de 40 años y con mayor prevalencia en hombres que en mujeres y que se diagnostica como tal cuando la persona ronca de forma habitual, es decir de tres a cinco veces a la semana o mas, que presente pausas respiratorias durante el dormir y por último que tenga somnolencia diurna.

Otros síntomas pueden ser el orinar mucho en la noche, el despertar con dolor de cabeza en la mañana, sentirse cansado o incluso en los hombres presentar problemas como la impotencia sexual.

Estos datos, junto con otros como el sentir durante el día sueño y/o fatiga y de repente hasta quedarse dormido o dormida, despertar con sensación de aturdimiento, torpeza y sequedad en la boca, pueden significar también que se esté padeciendo apnea del sueño.

Por eso, si usted o alguna persona cercana roncan y presentan apnea del sueño, es necesario que consulten al médico de inmediato para evitar complicaciones mayores, ya que en roncar pone en riesgo la salud física, mental y por supuesto la social, ya que nadie querrá compartir una habitación contigo además de que si no se descansa adecuadamente durante la noche, la persona puede sufrir fatiga, depresión, irritabilidad y baja productividad.

El ronquido puede ser provocado por varias causas: un catarro fuerte, inflamación de las amígdalas, una nariz taponeada, el dormir boca arriba o el padecer obesidad y no en todos los casos el problema es una apnea, pero es el médico quien puede determinarlo.

Algunas recomendaciones para dejar de roncar son las siguientes:
- Dejar de fumar y sobre todo evitar hacerlo antes de dormir.
- No beber alcohol, café u otras sustancias depresoras o excitantes del sistema nervioso, por lo menos en las horas anteriores al sueño.
- Mantener un peso adecuado ya que la grasa acumulada en el abdomen impide una correcta respiración durante el sueño.
- No comer demasiados alimentos que contienen grasas.
- Caminar y tratar de hacer ejercicio todos los días.
- Dormir con almohada y evitar estar con la cabeza hacia arriba, para que la boca no se abra fácilmente.
- Evitar el consumo de somníferos, antidepresivos y tranquilizantes, a menos que estén prescritos por un médico, ya que afectan a la relajación de los músculos de la garganta y favorecen la presencia de apneas.

Pero como la mayoría de los roncadores no se dan cuenta de ello, son las parejas de habitación las que pueden detectar el problema, así que aunque a veces nos sea difícil aceptar que roncamos, pregunta a tu pareja lo siguiente:

- ¿Qué tan frecuentes y sonoros son los ronquidos?
- ¿Después de un ronquido hay silencio que pueden fluctuar entre 10 segundos y un minuto?
- ¿Al final de cada apnea se escucha un ronquido sonoro, ahogo, gemido o balbuceo?
- ¿Periódicamente se deja de respirar durante el sueño o se respira de forma ahogada?
- ¿Me despierto brusca y frecuentemente durante la noche?

Así que si esto está sucediendo, lo mejor es acudir al médico para que controle el problema, se eviten problemas cardiovasculares severos y hasta un infarto y sobre todo se mejore la calidad de vida, tanto del roncador como de sus pareja.

Si el médico sospecha que tiene apnea del sueño, existen varios exámenes que se puede emplear para llegar a un diagnóstico:
- Un Polisomnograma hace exámenes por apnea del sueño y su gravedad. Esto por lo general involucra una estadía de una noche en un centro para el estudio del sueño, donde se puede monitorear las ondas cerebrales, la tensión muscular, el movimiento ocular, la respiración, niveles de oxígeno en la sangre, movimientos de extremidades, y etapas del sueño, además de grabaciones de audio de los ronquidos o jadeo.
- Un Examen Múltiple de Sueño Latente mide la rapidez con que el paciente se duerme varias veces durante el día.

IMPORTANTE El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 
 
 
Es un problema que padecen más las personas mayores de 40 años.
Es un problema que padecen más las personas mayores de 40 años.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos