Crecimiento de los pies

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Los pies nunca dejan de crecer y se deben cuidar mucho para que cumplan bien con su enorme función

 
A lo largo de la vida los pies crecen y crecen y son uno de los pocos órganos del cuerpo que no dejan de hacerlo en ningún momento y es muy importante conocer su evolución para proporcionarles el apoyo y ayuda adecuados, para evitar malformaciones y problemas posturales posteriores.

Desde el nacimiento y hasta el primer año, puede ayudar a su bebé, dándole masajes suavecitos en el pie y en cada dedito. Observe bien sus pies y si nota cualquier desviación, falta de arcos plantares o cualquier otra cosa que le parezca rara, consulte con su pediatra.

Al año de edad, su estructura es cartilaginosa, los huesos no están totalmente solidificados por lo que es necesario evitar el sobrepeso y ayudar a los niños a empezar a caminar colocándoles un zapato tipo botita que controle la posición del talón y que no oprima sus deditos y que tenga suela flexible.

Entre el año y los 3 años, los niños empiezan a caminar y a buscar la verticalidad de su cuerpo. Mientras lo logran suelen desequilibrarse, desbalancearse y caer o chocar con muebles y objetos. También es “normal” que apoyen el pie hacia dentro o hacia fuera, ocasionado además porque las piernas se están fortaleciendo y esto repercute en el apoyo de los pies.

Como existe un aumento de la grasa plantar, muchos padres piensan que el niño o niña tienen pie plano, sin embargo es pronto para dar un diagnóstico así.

Después de los 3 años, las piernas rotan, lo que también hace cambiar la forma de apoyo en los pies.

Sin embargo, los pies deben revisarse por el pediatra en cada visita y si se detecta cualquier problema, se deben utilizar zapatos ortopédicos con las plantillas y/o soportes en donde cada niño necesite. Es importante que los problemas se corrijan lo antes posible para que no se generen problemas en otras partes del cuerpo como rodillas, cadera o cintura.

Durante la pubertad una de las partes del cuerpo que crece con más rapidez son los pies, por lo que se requiere el cambio continuo de zapatos. Se recomienda que las niñas no empiecen a utilizar tacones a edades tempranas, porque esto reducirá de forma alarmante el crecimiento del tendón de Aquiles, lo que repercutirá en algún momento de su vida adulta.

Dado que los pies nunca de crecer, es necesario cambiar de zapatos en cuanto se sienta la menor presión posible, de preferencia comprarlos durante la tarde, que ya están un poco inflamados por el uso matutino y elegir aquellos que vayan más con la comodidad, que con la moda.

 
 
 
Los primeros zapatos deben sostener bien el tobillo.
Los primeros zapatos deben sostener bien el tobillo.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos