Cirugía de hernia de hiato o hiatal

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

El tratamiento quirúrgico de la hernia hiatal, está reservado para ciertos casos

 
Cuando aparecen úlceras sangrantes, hemorragias o el esófago está obstruido. También es importante realizarla cuando el ácido gástrico comienza a invadir el esófago, degenerando el tejido y causando ulceraciones e inflamaciones, lo que ocasiona además mayor riesgo de contraer el denominado Esófago de Barret o incluso cáncer.

En la hernia de tipo para-esofágica, generalmente los tratamientos no dan buenos resultados y como las complicaciones pueden ser graves en muchos casos, la cirugía es la mejor opción.

La cirugía de hiato o hital es una intervención que se realiza frecuentemente en la actualidad. Está indicada para hernias hiatales por deslizamiento, las que son voluminosas y en aquellas que se acompañan de reflujo gastroesofágico con esofagitis grave, estenosis esofágica, sangrados crónicos con anemia, úlcera péptica o colecistopatía calculosa y cuando se presentan síntomas respiratorios como broncopatías por reflujo.

Esta cirugía se puede realizar mediante dos modalidades: cirugía abierta y laparoscópica, que es la que se utiliza con mayor frecuencia, es menos invasiva y el enfermo se recupera con mayor facilidad.

La cirugía laparoscópica, se lleva a cabo mediante una pequeña incisión, xifoumbilical, que logra hacer descender hacia el abdomen, el estómago y otras vísceras que migraron hacia el tórax.

Esta cirugía permite además, que se puedan tratar otros problemas coexistentes como son la úlcera péptica, litiasis biliar y otras.

La cirugía abierta, se utiliza en enfermos con mayor riesgo, para tener la seguridad de liberar el esófago y eliminar adherencias que pudieran existir.

Existen varias técnicas para la realización de la cirugía, la seleccionada dependerá de las condiciones del enfermo y necesidades de corrección.

La intervención laparoscópica necesita de anestesia general, generalmente dura entre 3 a 4 horas y si todo está dentro de lo normal, en enfermo puede ser dado de alta y levantarse al día siguiente de la intervención, reintegrándose relativamente pronto a sus actividades normales, pero con ciertos cuidados que incluyen el no cargar objetos pesados.

 
 
 
La cirugía dependerá de las condiciones del enfermo.
La cirugía dependerá de las condiciones del enfermo.
Foto: esmas.com
Notas Paralelas
Fotogalería Videos