El calcio

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Es un mineral necesario para la formación de dientes huesos y además realiza otras funciones en el organismo, por lo que no debe omitirse de la dieta

 
El calcio es un mineral que forma parte importante de los huesos y dientes, pero que también es un componente de la sangre que tiene varias funciones.

Cuando disminuye el nivel de calcio que se encuentra circulando en la sangre, el calcio que corresponde a los huesos es depositado en la corriente sanguínea para compensar la falta, de la misma forma, cuando el nivel de calcio en la sangre es elevado, se comienza a depositar calcio en los huesos favoreciendo su reestructuración y conservándolos en buen estado, ya que de forma natural, los huesos se reparan del desgaste diario y los accidentes como fracturas.

Pero si bien, esto es bueno, también es importante saber que con la edad los huesos pierden densidad, por lo que debemos consumir siempre calcio para evitar osteoporosis a lo largo de la vida.

En las mujeres después de la menopausia es muy importante la toma de estrógenos, si así lo determina su médico, ya que esta hormona tiene como función principal el que se deposite calcio en los huesos, lo que previene la osteoporosis.

Entre las funciones del calcio en los huesos, están:
- La formación, mantenimiento y reestructuración de los huesos y la formación y conservación de los dientes.
- El mantenimiento de encías saludables.
- Favorece el adecuado ritmo cardiaco.
- Ayuda en la transmisión de impulsos nerviosos para el movimiento de los músculos.
- Es necesario para la coagulación de la sangre.
- Contribuye a mantener los niveles de presión sanguínea ideales al bajar la presión sanguínea.
- Previene la osteoporosis.
- Activa algunas enzimas, incluyendo la lipasa que se encarga de procesar los lípidos y grasas.
- Mantiene la permeabilidad en las membranas celulares.
- Ayuda a conservar una piel saludable.
- Protege contra la preclampsia durante el embarazo, o sea la presión alta durante el tercer trimestre del embarazo.

Cuando hay una deficiencia de calcio, los síntomas comunes son.
- Dolores de piernas, espalda y articulaciones.
- Palpitaciones y arritmias cardiacas.
- Dolores, entumecimiento y calambres musculares.
- En casos extremos pero frecuentes, osteoporosis, que se manifiesta por huesos frágiles y porosos, fáciles de sufrir fracturas.
- Mayor propensión a las caries dentales.
- Debilidad en las uñas, que se fracturan con mucha facilidad.
- Elevados niveles de colesterol.
- Hipertensión arterial.
- Mayor propensión a la artritis reumatoide.
- Nerviosismo, hiperactividad e irritabilidad.

Otros problemas pueden ser la mala absorción del calcio por falta de vitamina D o por una anormal secreción de hormonas regulatorias, que ocasionan el bajo nivel de calcio en la sangre.

El calcio se pierde en exceso cuando la persona es alcohólica, se toma cafeína, sal o alimentos preparados con harina blanca en exceso.

 
 
 
La falta de calcio ocasiona osteoporosis
La falta de calcio ocasiona osteoporosis
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos