Enfermedades de primavera

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Polen, polvo y otros contaminantes ambientales aumentan la incidencia de asma, alergias, rinitis, fiebre del heno y otras enfermedades que se agudizan durante la primavera

 

Por fin llega la primavera y con ella los árboles y plantas reverdecen y se llenan de flores, pero con toda la belleza que el paisaje nos trae, también se incrementan en el ambiente elementos como el polen y el polvo que junto con la resequedad producen o reactivan diversas molestias y enfermedades como el asma, las alergias y diversas infecciones respiratorias, de la piel o de las mucosas, sobre todo en los ojos.

Algunas enfermedades exantemáticas o eruptivas, como la varicela, también suelen incrementarse en estos meses, por lo que es conveniente conocer sus síntomas, riesgos y sobre todo las medidas preventivas para evitarlas o para disminuir sus efectos en la salud.

Entre las enfermedades más comunes durante la primavera están: la faringitis, amigdalitis, rinitis alérgica, fiebre del heno, conjuntivitis, sinusitis y otras más.

Las medidas generales para su prevención son:
- Aplicar las vacunas correspondientes y existentes.
- Comer bien e incorporar a las comidas alimentos que contengan frutas y verduras es decir vitaminas y minerales.
- Cuidar mucho la higiene personal.
- Evitar introducir al ambiente contaminantes como humo de tabaco, basura.
- Si se padecen procesos alérgicos o asma, es necesario evitar estar en lugares con mucha vegetación, polvo o humos.
- Atender las enfermedades adecuadamente en cuanto se tengan los primeros síntomas, para evitar contagios y complicaciones.
- Evitar estar en contacto con personas enfermas.

 

 

 
 
 
El polen y otros elementos ambientales incrementan molestias respiratorias.
El polen y otros elementos ambientales incrementan molestias respiratorias.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos