Tratamiento

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

El paciente debe ser internado, administrarle suero y estar en constante observación

 
La alteración de un estado de conciencia, en cualquiera de sus manifestaciones, necesita una atención inmediata para prevenir complicaciones y riesgos mayores.

Mientras el diagnóstico es establecido, lo que puede suceder hasta en varios días, es necesario que la persona sea internada en una unidad de cuidados intensivos para que sean controlados los signos vitales: frecuencias cardiaca, presión arterial, temperatura y oxigenación.

El enfermo o enferma, tienen que recibir suero para no deshidratarse y por medio de éste recibir los medicamentos que el médico determine según sea el caso. También se deben controlar los niveles de glucosa en sangre.

En caso de coma profundo, el cerebro puede estar tan lesionado que no pueda ni siquiera mandar la orden para respirar, por lo que puede ser necesaria la colocación de un respirador artificial para ayudar a que la función pulmonar se realice adecuadamente.

No es nada fácil para los médicos, predecir las posibilidades de recuperación de un estado de coma profundo ya que la recuperación depende de la causa que lo ha producido, el tiempo transcurrido y la oportunidad de la atención recibida. Sin embargo en casos muy raros se han reportado personas que después incluso de años de estar en estado de coma, han recuperado su salud y pueden llegar a vivir una vida casi normal.

La duración del estado de coma también puede variar mucho, puede durar unas horas si el coma es debido a una lesión o traumatismo en la cabeza o más tiempo. La persona afectada, se puede llegar a recuperar satisfactoriamente si el coma no ha durado más de tres meses.

Hay casos en que la recuperación total es muy poco probable, desde luego dependiendo de la duración del coma, como son los casos en que se da por paro cardíaco, asfixia o falta de oxígeno entre otros motivos.

Hay casos en que la severidad del daño cerebral y/o el tiempo de duración del estado de coma es tal, que la familia debe decidir si quiere que se siga manteniendo a la persona con ayuda del respirador, alimentación artificial y medicación. Esto por supuesto no es nada fácil para los familiares y de preferencia deben mostrar cualquier documento en que el enfermo haya manifestado su deseo de suspender la ayuda artificial, cuando estaba con todas sus facultades para hacerlo.

Hay muchos casos en que después de un traumatismo cerebral, enfermedad o lesión cerebral grave o por la falta de oxígeno, la persona entra en un estado vegetativo, es decir que a pesar de que puede respirar y tragar, sobresaltarse con ruidos fuertes y tener reflejos anormalmente exagerados, además de tener patrones de vigilia y sueño y presentar movimientos espasmódicos de los brazos y piernas, se ha perdido temporal o permanentemente su capacidad para pensar y actuar conscientemente.

 
 
 
El médico está al pendiente de la frecuencia cardiaca y los niveles de azúcar.
El médico está al pendiente de la frecuencia cardiaca y los niveles de azúcar.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos