Estado de coma

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Provocado por hemorragia cerebral, infartos, estados de choque y hasta intoxicaciones

 
Se define el estado de coma como una situación que se caracteriza por la inconsciencia total resistente a los estímulos externos, es decir es una persona que tiene estupor profundo y no responde, ni siquiera al dolor.

Es un síndrome y no una enfermedad en sí, ya que es provocado por alguna enfermedad, lesión o daño cerebral que puede o no ser tratable, según sea el caso.

El nivel de conciencia cerebral depende de los grupos neuronales troncoencefálicos que forman el sistema reticular activador ascendente o SARA y para que se produzca un estado de coma, la lesión o enfermedad tiene que afectar este sistema de forma bilateral, es decir en los dos hemisferios y de forma extensa.

Entre las lesiones o problemas metabólicos que pueden ocasionar estado de coma están:
- Hemorragias cerebrales.
- Infartos cerebrales.
- Tumores cerebrales.
- Abscesos cerebrales.
- Meningitis.
- Encefalopatía hepática, rémica o dialítica.
- Hipoglucemia.
- Cetoacidosis.
- Coma diabético.
- Hipotiroidismo.
- Estado de Shock.
- Hipotermia e hipertemia.
- Intoxicación o envenenamiento.
- Traumatismos cerebrales y craneales.

En el estado de coma, el diagnóstico y tratamiento se enfocan a la causa o problema de salud que conduce a la pérdida de la conciencia. Por lo que se debe contar con una historia clínica completa que incluya el estilo de vida de la persona y el resultado de varios estudios que ayuden a determinar el problema y a eliminar otras sospechas.

El tratamiento se enfocará a la solución del problema y al cuidado y restablecimiento de los signos vitales y los niveles de azúcar adecuados al organismo.

En terapia intensiva, se procederá a colocar la intubación orotraqueal en caso de que la persona no pueda respirar por sí misma, a colocar suero con los medicamentos adecuados a cada caso y a restablecer la presión, la glucosa en sangre y todos los elementos corporales vitales. La persona debe estar de preferencia aislada, vigilada y recibiendo los cuidados de higiene y movimiento necesarios para evitar complicaciones en la piel.

La vigilancia de la forma de respirar es muy importante, ya que puede indicar el origen del problema que conduzco al coma.

Entre las formas de respiración que hay que observar están.
- Bradipnea: Es una respiración lenta, generalmente menos de diez respiraciones por minuto en el adulto, menos de veinte en niños y menos de treinta en lactantes. Puede ser causada por algunos factores como hipertensión intracraneal, narcóticos y sedantes. Se puede ver en casos de hipotiroidismo, alcoholismo y drogadicción con depresores.
- Respiración de Kussmaul: es profunda y típica del coma diabético cetoacidótico. La intoxicación por ácido acetilsalicílico tiene también un patrón hiperpneico.
- Respiración de Cheyne-Stokes: es una respiración cíclica, lenta, en la que se suceden periodos de apnea con otros en los que las excursiones respiratorias se van haciendo cada vez más profundas hasta que comienzan a decrecer y llegar de nuevo a la fase de apnea. Se presenta cuando hay lesiones hemisféricas bilaterales o difusas o los trastornos metabólicos, como la uremia.
- Hiperventilación neurógena central: es un aumento de la frecuencia y profundidad de las inspiraciones que se suele ver, rara vez, en lesiones del mesencéfalo.
- Respiración apnéusica: al final de la inspiración se produce una pausa y se presenta en casos de lesions en el tronco cerebral, esclerosis múltiple y hemorragia pontina, también se han reportado casos de tuberculomas y tumores.
- Respiración atáxica de Biot: que se caracteriza por presentar diversos movimientos respiratorios por lesión bulbar, y que por lo general antecede a un paro respiratorio.

Por otro lado, es importante también la medición ante estímulos dolorosos intensos, en el enfermo de coma, el patrón flexor o extensor o de rigidez en las extremidades y músculos, es de mucha ayuda para localizar la lesión.

Otro motivo de vigilancia son los movimientos oculares, si son espontáneos, horizontales erráticos, verticales hacia abajo, la posición de la mirada, etc, cada uno indicará a los especialistas algo para establecer el diagnóstico adecuado. El tamaño, simetría y reacción de la pupila también son importantes para establecerlo.

 
 
 
La pérdida total de la conciencia es el estado de coma.
La pérdida total de la conciencia es el estado de coma.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos