Dolor de cabeza por fuerte tensión

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Pueden volverse crónicas y ser incapacitantes, por lo que deben atenderse lo más rápido posible

 
Las cefaleas por tensión, son frecuentes, están relacionadas con situaciones de estrés, depresión o ansiedad y pueden volverse crónicas, cuando se presentan todos los días, durante un tiempo considerable, lo que produce en ocasiones incapacidad para realizar las actividades normales.

Se deben a la contracción y tensión de los músculos en los hombros, el cuello, el cuero cabelludo y la mandíbula y suelen afectar ambos lados de la cabeza y con frecuencia empiezan en la parte posterior y se propagan hacia delante, presentándose como un dolor sordo y opresivo y con rigidez en los hombros. Cuello y mandíbula.

Aunque no hay una causa bien identificada, se cree que se producen por desequilibrios en ciertos productos químicos del cerebro, como serotonina o endorfinas.

Entre los factores, que desencadenan la cefalea tensional, están:
- El trabajar demasiado y bajo mucha presión.
- Ansiedad o estrés emocional.
- El no dormir o descansar lo suficiente.
- El omitir comidas o no comer lo suficiente y alimentos balanceados.
- El consumir alcohol o drogas alucinógenas.
- El realizar una actividad que obligue a la persona a mantener la cabeza en una posición durante largo tiempo, como es el uso de computadoras, microscopios o máquinas de escribir, lo que ocasiona una fuerte tensión física de los músculos de la cabeza, cara, cuello y cuero cabelludo.
- Dormir en una posición incómoda.
- Forzar la vista para leer, por tener algún problema de visión.
- Esforzarse demasiado al hacer un trabajo o cargar objetos.
- El someterse a cambios bruscos de presión.
- El consumo de determinados alimentos.
- La exposición a la luz brillante del sol.
- Por frío o por calor.
- Por cansancio y fatiga excesiva.
- Por exposición al ruido.
- El apretar la mandíbula o rechinar los dientes.

También se relacionan con el consumo de chocolate, queso y algunas otras sustancias. Las personas acostumbradas a consumir cafeína pueden presentar dolores de cabeza cuando no obtienen la cantidad diaria que normalmente consumen.

También pueden presentarse por abstinencia al consumo de analgésicos, cuando se utilizan con regularidad, de tal modo que el cuerpo se habitúa a ellos y cuando se dejan de tomar, aparece el dolor, esto es conocido como cefalea por medicación..

IMPORTANTE: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 
 
 
Fuerte dolor provocado por estrés, depresión o ansiedad.
Fuerte dolor provocado por estrés, depresión o ansiedad.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos