Calambres en las piernas

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Son contracciones muy dolorosas en la parte inferior de las piernas, en la espinilla o en la tibia o músculo conocido como gemelo.

 

Son los más frecuentes en personas dedicadas a realizar alguna actividad  deportiva y generalmente son tan bruscos y dolorosos que su tratamiento requiere varios días, utilizando analgésicos y colocando hielo en la parte afectada durante 20 minutos dos veces al día.

Se debe evitar hacer ejercicios durante una o dos semanas, según lo determine el médico ya que muchas veces van acompañados de un fuerte desgarre muscular, lo que por lo general requiere hasta de apoyo con muletas o bastón.

Los calambres en las piernas rara vez son graves, sin embargo se debe consultar un médico cuando:

  • El dolor se prolonga y persiste a pesar de la terapia de reposo.
  • Cuando no se está seguro de que el dolor sea ocasionado por calambres.
  • Cuando el tratamiento en casa no manifiesta ninguna mejoría.
  • Cuando el dolor se agrava de tal forma que impida el movimiento y la actividad.

Para el diagnóstico, el médico debe elaborar la historia clínica y realizar un examen físico que permita determinar, cuándo comenzó el dolor, qué se hizo en el momento del dolor, qué actividad realiza la persona, cuánto dura, qué tipo de dolor es si es agudo, leve, punzante o ardoroso, en qué parte del cuerpo se presenta, si afecta las dos piernas y en qué parte,  qué se ha hecho para aliviar el dolor y los resultados y qué otros síntomas acompañan al dolor, entre otras cosas.

Los calambres generalmente se atienden con remedios caseros prácticos como: poner el movimiento el músculo, frotar y dar masaje, presionar el tejido lastimado, poner compresas de agua caliente o fría, según determine el médico y en caso necesario tomar algún analgésico.

Solamente se llega a una cirugía en casos muy raros en que los calambres son ocasionados por el llamado síndrome compartimental y no desaparezcan con el tiempo.

IMPORTANTE: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso.

 

 
 
 
Los calambres en las piernas son dolorosos y requieren reposo.
Los calambres en las piernas son dolorosos y requieren reposo.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos