Endoscopía

 
 
 
por: Bertha Sola Valdés
Fuente: esmas.com
 

Por medio de un delgado cable que contien fibra óptica, se observa todo lo que sucede dentro de un órgano específico del cuerpo

 
La endoscopía es un estudio que permite revisar tejidos por medio de una minúscula lamparita colocada al borde de un delgado alambre elaborado con fibra óptica.

Esto permite extender la vista del médico para detectar cualquier cambio de coloración, la textura, posibles sangrados o la presencia de pólipos o tumores en algunas partes del cuerpo.

La fibra óptica contiene unas luces muy poderosas y en sus puntas aparatos diminutos que captan y amplían cada parte del cuerpo de forma directa, proyectándola en una pantalla que permite grabar un video de la secuencia obtenida.

Por su tamaño y flexibilidad, este dispositivo puede penetrar a grandes profundidades del cuerpo como el estómago, los pulmones o los intestinos y solamente es guiada por el médico, basándose en lo que observa en el monitor.

Los dispositivos de fibra óptica se colocan en tubos angostos o sondas que se insertan en el organismo a través de la boca, el ano, los orificios nasales u otra abertura natural del cuerpo o por medio de una pequeñísima incisión realizada por el médico, cuando la parte del cuerpo a estudiar está lejos de los orificios naturales.

Durante este estudio, también se pueden tomar muestras de tejido para realizar biopsias, esto es para analizar las características de los tejidos. Esto se logra mediante unas diminutas pinzas que están en la orilla de la sonda que pellizcan suavemente el tejido arrancando una partecita diminuta, la que es enviada al laboratorio para su análisis.

Con esta técnica también se han podido realizar cirugías con todo éxito y con la menor agresividad hacia el paciente, ya que antes se requería de una abertura grande y ahora solamente hay que realizar una pequeña incisión.

También se utiliza para extirpar pólipos del colon y hasta para restablecer alguna articulación.

Estos estudios deben realizarse en una clínica médica y generalmente está presente no solo el médico especialista, sino también un anestesiólogo.

Preparación del paciente:

Cuándo la endoscopía se realiza por la boca, algunos médicos dan un poco de anestésico local, otros prefieren sedar al paciente por poco tiempo, para evitar la reacción normal de vómito cuando penetra el dispositivo y el estrés al sentir que no se puede respirar bien. En cualquier caso, se debe acudir en ayunas y de preferencia con un acompañante.

En caso de ser utilizada para una cirugía menor, como el arreglo o extirpación de una hernia, la extracción de pólipos y otras, es necesario anestesiar y controlar la paciente durante unas horas, por lo que estas cirugías menores, generalmente se realizan en las llamadas clínicas de cirugía de corta estancia o ambulatorias.

Los pacientes deben acudir en ayunas y después del estudio generalmente no hay molestias. Cuándo la endoscopía se realiza por la boca, suele sentirse inflamada por poco tiempo.

 
 
 
La fibra óptica, permite ver con claridad en la profundidad del cuerpo.
La fibra óptica, permite ver con claridad en la profundidad del cuerpo.
Foto: Agencias
Fotogalería Videos