Te presento a tu bebé

 
 
 
por: Fuente: Instituto Médico de la Mujer, S.C.
Fuente: esmas.com
 

El desarrollo del bebé, con todo detalle es observado a través del Ultrasonido de Cuarta dimensión

 
El ultrasonido de tercera dimensión en tiempo real (3DTR), también conocido como Ultrasonido de Cuarta Dimensión, ofrece a los papás, médicos y bebés un diagnóstico prenatal más eficaz y confiable, ya que presenta la imagen con cuerpos perfectamente definidos con alto, ancho, espesor y movimiento.

Conocer a los hijos desde que se están formando es quizá uno de los eventos que más motiva y emociona a los futuros padres y si bien desde hace muchos años se ha podido hacer a través con diferentes aparatos de ultrasonido, ahora las imágenes que ofrece el ultrasonido de tercera dimensión son tan claras, que sólo faltaría poder acariciar a los bebés.

Sin embargo, lo más importante de los ultrasonidos es que además de ver al bebé, permiten llevar un mejor control de su evolución y desarrollo y detectar y diagnosticar a tiempo muchos problemas de salud, unos para que se atiendan de inmediato y otros para que los padres puedan tomar decisiones y se preparen para recibir a los bebés que por alguna causa, serán un poco diferentes a otros, como es el caso del Síndrome de Down.

Las imágenes presentan estructuras internas y externas así como todos los rasgos del bebé. Permite además medir la cantidad de líquido amniótico y monitorear el crecimiento y maduración del feto, detectar algunas malformaciones congénitas y síndromes como ausencia de extremidades y labio leporino, También puede detectar malformaciones en órganos internos, checar alteraciones cardiacas a través del flujo sanguíneo y detectar alteraciones en la placenta que pudieran dificultar el parto.

Este estudio se recomienda cada trimestre del embarazo y una de las ventajas es poder tomar precauciones durante el embarazo e inmediatamente después del parto para corregir problemas y aplicar oportunamente tratamientos adecuados al recién nacido.

Entre los problemas que se pueden detectar están:
- Arterias uterinas con flujo sanguíneo reducido, lo que repercute en el crecimiento, programación in útero de cirugías como espina bífida, labio leporino y paladar hendido entre otras.

Durante el primer trimestre que puede analizar el desarrollo embrionario, marcadores sonográficos para anomalías como Síndrome de Down, confirmación de embarazos intrauterinos, características del saco, polo embrionario y saco del embrión.

En el segundo trimestre se ven estructuras finas, la anatomía y se pueden detectar malformaciones en cabeza y oído. A la 13 semana se ve claramente el abdomen, el tórax, el esqueleto y las extremidades, el sistema cardiovascular y se detectan tumores fetales.

Existen muchos mitos sobre la aplicación de los ultrasonidos y aunque no está comprobado que existe ningún riesgo, se sugiere que se realice cada trimestre y que el tiempo de exposición no exceda los 45 minutos.

 
 
 
Cortesía: Instituto Médico de la Mujer.
Cortesía: Instituto Médico de la Mujer.
Foto: esmas.com
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos