Las milagrosas células madre

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Las células madre una prometedora alternativa para la cura de muchas enfermedades graves, asombra nuevamente con sus aplicaciones

 

El cáncer, la leucemia, la diabetes, el infarto, la paraplejia, el mal de Parkinson y muchas otras enfermedades de la sangre o congénitas que se han incrementado notablemente, podrán ser tratadas gracias al descubrimiento de las células madre.

Una célula madre es una célula maestra, capaz de crear los componentes principales de la sangre humana de la médula ósea y del sistema inmunológico del cuerpo ya que los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas se derivan de las células madre.

Las células madre están dotadas tanto de la capacidad de autorrenovación, es decir de producir más células madre y al mismo tiempo, de originar células hijas que se convertirán finalmente por diferenciación, en los diferentes tipos celulares especializados y estas se encuentran en la médula ósea y en la sangre del cordón umbilical.

La médula ósea es indispensable para la producción de las células de la sangre que el organismo va a necesitar durante toda la vida, pero algunas veces produce demasiados glóbulos blancos ocasionando leucemia, muy pocos glóbulos rojos, lo que ocasiona anemia o células que no cumplen su función adecuadamente.

Por tanto si la médula ósea se destruye, ya sea por una enfermedad maligna, no maligna o de tipo genético, es necesario realizar un transplante de células madre para que pueden volver a poblar la médula ósea, resurtiendo al cuerpo de células sanas.

El trasplante de células placentarias o progenitoras, es uno de los últimos descubrimientos para el tratamiento de padecimientos hematológicos y hasta hace poco, tanto la placenta, como la sangre contenida dentro de ella eran consideradas material de desecho a pesar de que cumplen con un importantísimo papel en el correcto desarrollo del bebé.

Sin embargo, en la década de los 80, se descubrió que la sangre de la placenta posee cualidades diferentes a las de la sangre adulta e incluso diferentes a las de las sangre de un recién nacido varios días después del parto.

Entre estas cualidades están:

  • Que la sangre placentaria tiene una concentración elevada de células madre hemopoyéticas, o sea generadoras de las células que conforman la sangre y que tienen gran capacidad proliferativa y
  • Que casi no existen células responsables de la respuesta inmune: Esto puede ser debido a la tolerancia entre el bebé y la madre y la falta de contactos previos con antígenos o sea con substancias, elementos o microorganismos que provocan la formación de anticuerpos externos.

Estas características hacen ver que la sangre del cordón umbilical es una fuente potencialmente útil para realizar transplantes y producir células sanas.

 

 
 
 
Las células madre prometen muchos beneficios para la salud.
Las células madre prometen muchos beneficios para la salud.
Foto: AP
Fotogalería Videos