Los riñones

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Filtran la sangre y eliminan toxinas, además reabsorben el agua del cuerpo

 
Los riñones son parte del sistema extertor o urinario y se encargan de producir la orina que llega a la vejiga a través de los uréteres, que son los conductos musculares que conectan a los riñones con la vejiga.

Estos dos órganos se localizan en la parte posterior del abdomen e inferior de la espalda. Tienen forma de frijol, son de color café rojizo y su tamaño es parecido al de una pastilla de jabón, sin embargo, su funcionamiento es vital para el organismo, constante y sumamente importante.

Su principal función es la de filtrar la sangre para depurarla y eliminar de ella las toxinas e impurezas del cuerpo, pero además regulan el volumen de sangre que debemos tener, reabsorben agua, minerales y nutrimentos y equilibran su composición química, para que cuente siempre son la concentración exacta de los compuestos que la deben formar.

Estos pequeños pero tan importantes órganos, reciben para filtrar, casi un litro sangre por minuto a través de la arteria renal que parte de la aorta, por ello sin riñones o sin un aparato que sustituya sus funciones, una persona está condenada a morir envenenada por sus propios desechos, o puede padecer diversas enfermedades por la falta de nutrimentos vitales o por un exceso de líquidos internos que alteren el metabolismo.

Cada uno de los riñones contiene alrededor de un millón de unidades microscópicas llamadas nefronas, que filtran la sangre, reabsorben el agua y los nutrimentos y producen orina a través de la cual se eliminan los desechos. A través de sus miles de circunvoluciones y asas, que forman sus diminutos tubos, las nefronas procesan todos los días alrededor de 170 litros de los diversos líquidos corporales, de los que sólo se elimina aproximadamente un litro diario en forma de orina.

El proceso es el siguiente: la sangre llega a los riñones a través de la arteria renal y entra a presión en los glomérulos, que son madejas de vasos capilares que forman parte de las neuronas. Las neuronas filtran la sangre sin dejar pasar células sanguíneas, plaquetas ni proteínas, pero en cambio recogen parte del plasma en la cápsula de Bowman, que es un receptáculo que rodea al glomérulo como si fuera una vaina.

 
 
 
Dos órganos vitales para el buen funcionamiento del cuerpo.
Dos órganos vitales para el buen funcionamiento del cuerpo.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos