Medicina hiperbárica

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Una opción para muchas enfermedades graves a base de oxígeno puro, favorece la circulación sanguínea, disminuye lesiones y ayuda en el control de embolias e intoxicaciones

 

Entre los avances médicos de gran relevancia en la medicina moderna, se encuentra la cámara hiperbárica, aparato que puede curar varios padecimientos graves a base de presión de oxígeno puro, sin utilizar medicamentos o procesos curativos dolorosos y traumáticos, incluyendo algunos tipos de cirugía.

La Medicina Hiperbárica se fundamenta en las leyes físicas de los gases, que sostienen que al aumentar la presión, aumenta la solubilidad del gas (oxígeno) en un líquido (plasma sanguíneo).

Al proveer al cuerpo de grandes cantidades de oxígeno se restablecen las funciones que se pierden cuando la cantidad es baja. Así, al aumentar de 10 a 15 veces más la cantidad de oxígeno en el cuerpo, se crean varios efectos como:

  •  La reducción de las inflamaciones.
  • La mejoría de la circulación sanguínea.
  • La aceleración de las cicatrizaciones.
  • La generación de nuevos vasos sanguíneos en áreas con circulación pobre.
  • La remodelación de los huesos dañados.
  • El aumento de la elasticidad del eritrocito para favorecer la circulación en los pequeños vasos sanguíneos.
  • Disminuye la lesión isquémica/reperfusión a nivel celular en casos de: infarto agudo del miocardio, quemaduras, eventos cerebrovasculares o traumas.

Esta terapia es efectiva y recomendada entre otros problemas para:

  • Infecciones severas.
  • Traumas agudos como es el caso de las quemaduras.
  • Problemas de cicatrización.
  • Secuelas post-radiaciones.
  • Pie diabético.
  • Lesiones neurológicas.
  • Embolias grasas.
  • Intoxicaciones severas.

El número de sesiones dependerá del tipo de enfermedad o daño, de la gravedad de la persona y del resultado obtenido en cada sesión.

Es importante aclarar que si bien la medicina hiperbárica ha resultado muy efectiva para la curación y rehabilitación en ciertos padecimientos, no es recomendada en todos los casos, por lo que hay que consultar con un médico especializado antes de aplicarla y tener mucho cuidado con los médicos charlatanes.

Entre las contraindicaciones están: un neumotórax no tratado, donde hay un colapso del pulmón o a personas que están en tratamiento de quimioterapia entre otras.

También es importante conocer los efectos inmediatos durante su aplicación, ya que al bajar o subir la presión atmosférica pueden sentirse molestias en los oídos, que incluso pueden perdurar durante algún tiempo después del tratamiento además de sentir mucho cansancio. 

 

 
 
 
La cámara hiperbárica permite manejar niveles de oxígeno puro.
La cámara hiperbárica permite manejar niveles de oxígeno puro.
Foto: esmas.com
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos