Cirugía de implante coclear

 
 
 
por: Redacción
Fuente: esmas.com
 

Es una incisión peuqueña detrás de la oreja

 
La cirugía del implante coclear es un procedimiento que no requiere de hospitalización, generalmente ambulatorio, se realiza bajo anestesia general y su duración aproximada es de 2 horas.

Previamente deberán realizarse varios estudios, entre los que se encuentran:
- Audiometría tonal y verbal para conocer el grado de audición del paciente y el nivel de discriminación de la conversación.
- Pruebas para el funcionamiento vestibular del oído interno.
- Test del Promontorio, para determinar si la estimulación eléctrica del nervio auditivo produce sensaciones auditivas y el grado de discriminación.
- Test electroneurofisiológico.
- Tomografía computarizada, que permitan ver el estado de la cóclea.
- Test logopédico, para valorar el nivel de comprensión, desarrollo del lenguaje, y la capacidad de leer los labios.

Se realiza una incisión pequeña detrás de la oreja que deja una cicatriz poco visible . Esta técnica reduce mucho el riesgo de infección y/o lesión en los tejidos blandos de la oreja, permitiendo una cicatrización y la activación del implante más rápida ya que una persona puede realizar sus actividades normales a los 3 o 4 días de la cirugía.

Por lo general, la adaptación del procesador de lenguaje y la activación del implante se lleva a cabo a las dos semanas después de la colocación del implante.

El implante coclear tiene enormes ventajas y beneficios para las personas sordas, cuando son implantados a temprana edad, los niños y niñas pueden desarrollar un lenguaje similar al de los demás niños.

Su éxito depende mucho del tiempo entre la pérdida de la audición o la edad y el tiempo de colocación.

Entre los datos y cuidados que una persona con implante coclear debe tener, están:
- Que se necesita tiempo para aprender a interpretar los sonidos que reciben.
- Se pueden practicar deportes siempre y cuando no impliquen golpes. Durante la natación se debe quitar la unidad exterior del implante.
- Se debe evitar pasar por máquinas detectoras de metales o magnéticas, y durante el despeque y aterrizaje de un avión, es necesario desconectar el procesador.
- En caso de necesitar una resonancia magnética, no se debe aplicar en la zona de la cabeza.
- Preguntar bien la médico los cuidados y recomendaciones y evitar hacer caso a mitos como el que los implantes atraen a los rayos durante una tormenta.

Posterior a la aplicación del implante y para su rehabilitación, la persona debe ser sometida a una serie de pruebas que demuestren su efectividad, como: indicar la presencia o ausencia de un sonido; identificar semejanzas y diferencias entre sonidos y palabras, seleccionar respuestas correctas, repetir frases y reconocer sonidos ambientales, musicales, vocales, consonantes y series de palabras entre otras.

 
 
 
El paciente se adapta al aparato 2 semanas después del implante.
El paciente se adapta al aparato 2 semanas después del implante.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos