Circuitos sanguíneos

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

La sangre en su recorrido por el cuerpo sigue dos circuitos, uno para purificarla y otro para distribuírla por todo el organismo

 
En su recorrido por el cuerpo, la sangre recorre dos circuitos: uno para limpiarse y oxigenarse y es el circuito corto o menor y en él intervienen solamente el corazón y los pulmones.

Este proceso se realiza de la siguiente manera: la sangre sale de la parte derecha del corazón y llega a los pulmones, en ellos deja el bióxido de carbono y recoge el oxígeno, regresa al corazón por el lado izquierdo y de ahí sale al circuito mayor o largo que recorre todo el cuerpo.

En este intercambio de gases, también se filtran sustancias nocivas para el cuerpo, como es la nicotina del tabaco y otras sustancias aerosoles o adictivas por lo que se deben evitar para prevenir enfermedades.

El otro circuito es el mayor o largo y está formado por una implicada red de vasos capilares encargados de llevar la sangre a todas las células del cuerpo.

Este circuito, empieza en la parte izquierda del corazón, que bombea la sangre oxigenada con mucha fuerza hacia la arteria aorta, la cual se va ramificando, para que a cada parte del cuerpo llegue alguna vena o vaso capilar y con ello la sangre.

La sangre que se bombea del corazón entra a las arterias, porque son más fuertes que las venas y de esta manera pueden aguantar la enorme presión del bombeo. Tiene color rojo porque sale oxigenada después de pasar por los pulmones. Recorre todo el cuerpo y va dejando en cada célula el oxígeno y los nutrimentos que recoge del intestino delgado y a cambio, toma de ellas los desechos que producen, para irlos dejando en los órganos del sistema excretor que se encargarán de expulsarlos del organismo, principalmente en los riñones.

Cuando termina de recorrer todo el cuerpo regresa a la parte derecha del corazón y el proceso empieza de nuevo.

Este regreso lo hace por medio de las venas cavas, la superior recoge la sangre que viene del cerebro y los brazos y la inferior del resto del cuerpo y como en su recorrido ha recogido las sustancias de desecho del cuerpo, ahora presenta un color azuloso.

 
 
 
En el circuito sanguíneo intervienen el corazón y los pulmones.
En el circuito sanguíneo intervienen el corazón y los pulmones.
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos