La culpa es... de las hormonas

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Sustancias químicas que estimulan el trabajo de otros órganos

 
A lo largo de nuestro cuerpo tenemos una serie de glándulas que producen hormonas de diversos tipos. Las hormonas son sustancias químicas que al entrar al torrente sanguíneo, estimulan el trabajo de otros órganos y activan diferentes mecanismos y funciones que son vitales para nuestro organismo.

Una de las principales glándulas, es la hipófisis, que está ubicada en la base del cráneo. Esta glándula produce la hormona que permite el crecimiento del cuerpo, pero durante la pubertad, va a empezar a producir otras que van ocasionar los cambios que definirán la forma que tomará nuestro cuerpo dependiendo de nuestro sexo y estimularán el funcionamiento de los órganos reproductores, principalmente los ovarios en la mujer y los testículos en el hombre para que el organismo desarrolle una nueva y maravillosa función: la reproductiva.

Estas hormonas también van a ocasionan cambios en nuestra forma de pensar, de sentir y de comportarnos.

Estos cambios empiezan, alrededor de los 10 años en las mujeres y entre los 11 y 12 en los hombres y aunque no en todos y todas empiezan al mismo tiempo, ni producen los mismos efectos en cuanto a estatura, tamaño y efectos emocionales, todos los niños y niñas pasarán por esta etapa normal de la vida que permite entre otras cosas preparar al cuerpo para poder tener hijos.

Las glándulas que intervienen en todo el proceso de la pubertad y que ocasionan los principales cambios son la hipófisis, los ovarios en la mujer y los testículos en los hombres.

* La hipófisis, que produce la hormona del crecimiento, llamada también somatotropina.
* Los testículos, producen andrógenos como la testosterona, que es una hormona que estimula el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios masculinos y la producción de los espermatozoides, que son las células sexuales masculinas.
* Los ovarios, producen unas hormonas llamadas estrógenos y progesterona. Estas hormonas estimulan el desarrollo de los órganos reproductores y de los caracteres sexuales secundarios femeninos, así como la maduración de los óvulos que son las células sexuales femeninas.

En el caso de las mujeres, también se desarrollan las glándulas mamarias.

 
 
 
La hipófisis produce la hormona que permite el crecimiento del cuerpo
La hipófisis produce la hormona que permite el crecimiento del cuerpo
Foto: esmas.com
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos