Problemas en la lengua

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Es un órgano muy sensible, si se quema, o la mordemos, provoca mucha molestia y dolor que impide comer y hablar bien

 
La lengua es un órgano muy saludable a pesar de estar expuesto a diversos factores que pueden afectarla.

Por estar en una de las vías de entrada del organismo está expuesta constantemente a microorganismos o lesiones entre las que las mordidas y las quemaduras son las principales

Hay síntomas y signos que nos indican que la lengua puede no estar bien, entre ellos están:
- El ardor, enrojecimiento e inflamación.
- La presencia de granitos, aftas o lesiones.
- El no distinguir algunos sabores.
- El no poder articular bien las palabras.

Algunos se pueden debe a infecciones de la garganta, encías o piezas dentarias que se extienden hasta la lengua. En el caso de no poder articular bien las palabras se puede deber a un defecto del nacimiento llamado frenillo lingual.

Entre los cuidados que requiere la lengua, están:
- El tomar los alimentos tibios. Nunca demasiado calientes o demasiado fríos.
- No se debe pegar la lengua a objetos o alimentos congelados, ya que puede quedar pegada a ellos y lastimar su membrana.
- Se deben evitar los alimentos irritantes, muy condimentados o con mucho cítrico para prevenir que la lengua se "escalde", es decir que aparentemente sus papilas "se levantan" de su sitio.
- Evitar las mordidas, piquetes con objetos y los golpes. La lengua cuando se lesiona suele provocar fuertes hemorragias.
- No fumer, ya que el tabaco ocasiona la pérdida de la la sensibilidad a los sabores.
- Se debe cepillar suavemente con el cepillo de dientes, por lo menos una vez al día.

 
 
 
La lengua es un órgano muy sensible
La lengua es un órgano muy sensible
Foto: esmas.com
Fotogalería Videos