¿Cómo funciona el sistema inmunológico?

 
 
 
por: Redacción esmas
Fuente: esmas.com
 

Los órganos que están en contacto con el exterior son una vía de entrada para microbios

 
La organización de nuestro cuerpo es fabulosa y precisamente demuestra su efectividad, cuando trata de defender nuestro cuerpo.

Nuestra salud depende mucho de los elementos que existen en el ambiente, si muchos de ellos no pudieran ser controlados o eliminados por nuestro cuerpo no podríamos vivir, tendríamos que hacerlo dentro de una cápsula esterilizada, sin tener contacto con nadie ni con nada.

Muchos órganos intervienen en la formación de defensas, pero principalmente aquellos que están en contacto con el exterior o que son una vía de entrada para microbios o sustancias peligrosas, entre ellos están:

-La piel, que cubre todos los órganos del cuerpo, además produce sudor para eliminar sustancias tóxicas, y grasa para que los golpes leves no dañen a los órganos internos.

-Las lágrimas protegen a los ojos de cualquier elemento extraño, limpian el ojo expulsando polvo y otras cositas que de repente se meten.

-La mucosa de la nariz produce moco, una sustancia que ayuda a detener microbios y elementos que se meten por ella. Los vellitos también actúan como defensores, al detener basuritas, insectos, polen u otras sustancias intrusas.

-Dentro del oído se produce cerilla o cerumen. Es una como grasita amarilla que detiene y evita que entren microbios y basura.

Estos órganos actúan como escudos protectores, para evitar que entren sustancias y elementos que pueden causar alguna enfermedad, pero los verdaderos defensores se localizan en la sangre, son los glóbulos blancos.

- Los glóbulos blancos tienen la misión de encontrar, identificar y aniquilar los microbios y elementos nocivos que logran entrar a nuestro cuerpo.

 
 
 
La organización de nuestro cuerpo demuestra su efectividad, cuando nos defiende
La organización de nuestro cuerpo demuestra su efectividad, cuando nos defiende
Foto: esmas.com
Notas Relacionadas
Fotogalería Videos